Ideas sobre un Congreso

Raúl en el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba

Por: Roberto G. Peralo

¿Por qué para los enemigos de la Revolución en su agenda de trabajo o su estrategia de lucha está como primer objetivo ilegitimizar el papel que desempeña el Partido Comunista de Cuba? Primero defino un concepto, dentro de los enemigos dela Revolución incluyo, los mercenarios que tienen como contenido de trabajo combatir todo lo que parezca socialismo y revolucionario y por ello perciben, salarios, regalos o premios. También incluyo como enemigo a los que de forma voluntaria y legítima no comparten nuestras ideas y principios, pero igual que nosotros quieren el bienestar para Cuba y los cubanos, pero solo creen que el caminos que debemos tomar es otro.

El Sistema Político Cubano no ha dejado espacio ni oportunidad para personas con estas ideas participen en el proceso de dirección. Como consecuencia de esto se montan en la misma maquinaria imperialista, utilizando los mismos argumentos, el mismo discurso, en muchos casos hasta comparten y aprueban los mismos métodos de lucha. A mi me cuesta en ocasiones trabajo separar a estos dos grupos y puede que haya cometido alguna injusticia con alguno de ellos.

Soy un joven de la generación del Período Especial, lo único que ha conocido es la sociedad dirigida por un solo Partido. Por todas las vías posibles los enemigos dela Revolución Cubana tratan de demostrarnos y enseñarnos a nuestra generación que las sociedades democráticas son las que tienes un sistema pluripartidista y que sinónimo de progreso económico social está directamente relacionado con democracia. También insisten en la idea que un solo Partido es resultado de una dictadura, y esta a su vez se refleja en subdesarrollo, carencias materiales de todo tipo provocando miseria extrema, desigualdad social, violaciones de los Derechos Humanos.

Cómo me nutro de mi propio juicio y criterio, y trato de ser justo con migo mismo, ser bueno es fácil, a todo le digo que sí y estoy de acuerdo con todo lo que me digan y todo lo veo bueno, ser malo también es fácil, igual todo le digo que no estoy en contra de todo lo que me digan y todo lo veo malo. Lo difícil es ser justo.

Cuba y los cubanos ya vivimos una sociedad pluripartidista en un sistema capitalista y dicho modelo de desarrollo demostró su fracaso. Nuestros abuelos siendo jóvenes de su tiempo decidieron acabar con todos los males que existían en Cuba, provocados por aquella sociedad y aquel sistema político que imperaba. Los cubanos de aquel momento histórico, arriesgaron hasta sus vidas para cambiar aquella realidad. La mayoría de aquel pueblo poyó los cambios del proceso revolucionario y la nueva sociedad que se estaba construyendo.

La cuestión hoy en Cuba no estriba en cómo lograr la revolución, sino en como continuarla, profundizando las conquistas democráticas pese al acoso del imperialismo. Las nuevas realidades mundiales han tenido profundas repercusiones en nuestro país, provocando la pérdida relativa de la capacidad del Estado de resolver totalmente las necesidades de la población, la fuerza tomada por las relaciones del mercado, la aparición de espacios no regulados estatalmente, la trasformación del patrón acumulación, todo ello apunta a una rearticulación de la sociedad cubana, proceso en que el propio Partido Comunista de Cuba ha redefinido su nuevo papel, mediante un conjunto de políticas adoptadas en su VI Congreso. En las cuales las más imortantes están: una mayor autonomía a los eslabones de base, legitimidad de nuevos espacios de asociatividad, admisión de nuevas formas de actividad económicas, nuevos enfoques de gestión, y administración, etc. Estamos en una época de reconstrucción del Socialismo en Cuba. Creo que hemos llegado a un consenso que para todos está claro la necesidad de reestructurar nuestro sistema de relaciones sociales. Me gustaría creer que estamos dando solamente los primeros pasos porque a mi visión he interpretación de la realidad falta mucho por transformar todavía.

La historia ha demostrado la incapacidad del modelo socialista basado en el uní-centrismo del Estado como alternativa viable a los retos emanados del propio desarrollo de la globalización capitalista y del desarrollo de la modernidad. Este socialismo no pudo estructurar una combinación adecuada entre participación, eficiencia, autonomía y equidad los cuatro componentes esenciales de cualquier proyecto revolucionario de construcción social.

Voto por una sociedad genuinamente democrática –del pueblo y para el pueblo–, y sé que la nuestra todavía tiene que recorrer un largo camino de perfeccionamiento. Pero ese camino no pasa por el pluripartidismo, ni por la democracia burguesa. Pienso que situarnos en el problema de hoy, también es partir de esta pregunta. Y es más preciso hablar de un pro­yecto social de orientación socialista. O un proyecto social para aproximarnos a socialismo. Mi opinión, es que nosotros no tenemos socialismo, transitamos hacia el socialismo. Para usar una palabra que a veces molesta mucho. Pero si entiendo que en Cuba lo que ha empezado es un proceso de transición, y que se impone un proceso de transición de un socialismo qua demostró no ser viable hacia un socialismo que hay que inventar, que hay que construir. La otra alternativa es transitar hacia el capitalismo. Le que no es posible es la vuelta al socialismo anterior, porque es el estancamiento de la sociedad, del sistema social y eco­nómico. Sería una especie de haitianización del siglo XX, estaríamos sufriendo un proceso de estancamiento similar al que sufrió Haití, la colonia más rica de América, después dela Revoluciónhaitiana, y después de cincuenta años de blo­queo de las potencias de su época. Con un efecto atávico del que jamás se ha recuperado, hasta el punto de que hoy es uno de los países más pobres del mundo.

Sobre este congreso me queda mucho que decir todavía, apenas he podido leer algunas líneas y ver algunos debates, que se están trasmitiendo aún por la televisión, porque como ya conocido nos encontrábamos realizando otras actividades. Nos estamos poniendo al día sobre todos estos acontecimiento, estudiando y leyendo cada uno de los acuerdos que allí se aprobaron. Soy del criterio que más interesante que el congreso serála Conferenciaa realizarse en enero del 2012. Que sirvan estas primeras ideas para comenzar a calentar el debate.

Anuncios