Libertad de Prensa, una Utopía

Por: Roberto G. Peralo

Nunca es igual saber la verdad por uno mismo, que tener que escucharla por otro.

Aldous Huxley

Al enfrentarme a un tema del cual no soy especialista y que resulta tan polémico, corro muchos riesgos, pero desde hace tiempo se viene manipulando este tema en La Joven Cuba, utilizándose las mismas consignas de siempre y sin muchos argumentos, por lo que me adentré en el asunto para asumir mi propio juicio y compartirlo con nuestros lectores.

Parto por una frase con una idea que me transmitió un amigo, una autoridad en el tema, “…la libertad de prensa no existe, en ningún país, ni en ningún sistema político…”

En la Declaración Universal de los Derechos Humanos en su artículo 19 expresa y sito “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.”. Cuando me enfrenté a este primer concepto, me surgieron muchas dudas y contradicciones. Una de las ideas era relacionada con los mercenarios, llamados “periodistas independientes” (que de periodista no tienen nada y de independientes menos), que se encontraban amparados y protegidos por esta resolución.

Entonces fue cuando leí el articulo 29 de la mencionada Declaración que cito “En el ejercicio de sus derechos y en el disfrute de sus libertades, toda persona estará solamente sujeta a las limitaciones establecidas por la ley con el único fin de asegurar el reconocimiento y el respeto de los derechos y libertades de los demás, y de satisfacer las justas exigencias de la moral, del orden público y del bienestar general en una sociedad democrática.” Entonces el relajo no era tal, como me lo empecé a imaginar. Y fue cuando seguí investigando y me encuentro con uno de los postulados del Acta Final de la Conferen­cia de Helsinki que expresa: “Los Estados participantes res­petarán la igualdad soberana y la individualidad de ca­da uno de ellos, así como todos los derechos inherentes a su soberanía y comprendidos en ella, incluyendo, en particular, el derecho de todo Estado a la igualdad jurí­dica, a la integridad territorial y a la libertad y a la inde­pendencia política. Respetarán además el derecho de ca­da uno a elegir y desarrollar libremente sus sistemas polí­ticos, sociales, económicos y culturales, así como su derecho a determinar sus leyes y reglamentos”,

Cuando se habla de “libertad de información”, la maquinaria imperialista sobrentiende “libertad” para provocar actos subversivos contra Cuba sin ningún tipo de escrúpulos ni fronteras. En flagrante violación de normas de Derecho Interna cional, de la Declaración sobre la no admisibilidad de intervención en los asuntos internos de otros Estados, apro bada en la XX sesión de la Asamblea General de la ONU, sin embargo el imperialismo no dejó de intervenir y sigue entrometiéndose en los asuntos internos de Cuba.
En la mayoría de los países desarrollados, y autotitulados paradigmas de la libertad de prensa tienen leyes que establecen limitaciones a dicha libertad, menciono solo algunas:
– En el Código Penal de los Estados Unidos en el párrafo 2385 establece 20 años de prisión para quien preconice el derrocamiento del gobierno de los EUA o del orden establecido.
– En el mismo código penal en el párrafo 854 establece 10 años de prisión para quien emitiera falsas declaraciones con el objetivo de atentar contra los intereses de los EUA en sus relaciones con otras naciones.
– En el Párrafo 953 establece 3 años de cárcel para quien mantenga relación con un gobierno extranjero con la intención de influir en su conducta respecto a un conflicto o una controversia con EUA.
– En el código penal de España en su Artículo 592 establece sanciones de 4 a 8 años de privación de libertad a quienes “mantuvieran relaciones de inteligencia o relación de cualquier género con gobiernos extranjeros”, “con el fin de perjudicar la autoridad del Estado o comprometer la dignidad o los intereses vitales de España”,
– En el Artículo 592 establece prisión de 10 a 15 años a los y las culpables del delito de “rebelión”,
– En Francia en el código penal en su artículo 411 establece hasta 30 años de prisión “para el que mantiene relaciones de inteligencia con potencias extranjeras, con vista a suscitar hostilidades o actos de agresión contra Francia”,
– En Italia puede recibir penas hasta de 10 años a quien “incluso indirectamente, reciba del extranjero dinero o cualquier otro artículo con el fin de cometer actos contrarios a los intereses nacionales”, esta sanción se puede incrementar si el dinero se entrega o se promete mediante propaganda por medio de la prensa las sanciones son mucho más rigurosas.

Cuando leo estas leyes, y no se si a los lectores les ocurrió lo mismo, me viene a la mente, como hubieran sido sancionado toda esa pandilla “de luchadores por la Libertad de Cuba” con sus formas ya manidas de manifestarse. Tienen todos los medios de comunicación a su disposición, hablo de prensa escrita, televisión e Internet. No existe declaración o manifestación, que se les ocurra a estos individuos que no tengan, con una inmediatez sorprendente, la primera plana de los periódicos de todo el mundo, o la noticia más impactante y sensacional de la televisión, y genera ciento de miles de opiniones en apoyo a su causa casi todas las columna, paginas Web y blogueros del mundo. Lo más indignante de todo esto es que después esas declaraciones y provocaciones, que en su mayoría son fabricadas y manipuladas, son utilizadas como pretextos y justificación para las agresiones económicas y políticas de un grupo de países, contra Cuba. Y no profundizo en las formas grotescas en las que son bonificados estos personajes. Ninguno tiene vinculo laboral, sus niveles de vida sobrepasa a la del pueblo cubano. Se encuentran publicadas en nuestro Blog, las evidencias que muestran las nominas, con lo salarios que perciben y las fuentes de procedencia que pueden ser diversas, desde la Oficina de Intereses de los Estados Unidos, hasta organizaciones terroristas radicadas en Miami. En el presupuesto de Estados Unidos aprueban todos los años partidas millonarias para financiar las actividades contrarrevolucionarias de estos grupitos. Se encuentra también el nuevo modus operandi, es una forma burda de lavar sus salarios, son los “premios” ganados, que vienen acompañados de sumas de dinero nada despreciables. Al final siguen siendo formas de pago por los servicios prestados ¿A caso los gobiernos de Estados Unidos, Francia, España e Italia permitirían dichas agresiones? Estoy seguro que en sus casos estos elementos no gozarían de la libertad que tienen en Cuba para realizar sus acciones.

Expongo algunos ejemplos de cómo estos países “paradigmas de la libertad de prensa” para proteger sus sistemas de gobierno acuden no solo a la ley sino también a otras forma de silenciar a los periodistas que hacen denuncias al sistema político. Menciono el caso poco divulgado y desconocido por la opinión pública, del periodista Gary Web que trabajaba para el diario San José Mercury News. Desenmascaró, como ningún periodista lo hizo antes, las oscuras maquinaciones de la CIA en el mundo de la droga y reveló a los norteamericanos cómo barrios negros del país fueron inundados de crack, con un increíble cinismo, en medio de un tráfico destinado a abastecer de dinero y armas la Contra nicaragüense. Denunció al narcoterrorista Luis Posada Carriles y a sus cómplices cubanoamericanos involucrados en este criminal negocio. Sus revelaciones fueron publicadas por todos los diarios de la cadena Knight-Ridder. Todos… salvo el Miami Herald, el diario vinculado a la mafia narcoterrorista cubanoamericana. En su artículo Jean Guy Allard publicado en el sitio Voltairenet nos relata como Gary Web en su libro Whiteout: the CIA, Drugs and the Press, los periodistas Alexander Cockburn y Jeffrey St.Clair, del conocido sitio web Counterpunch.com, cuentan detalladamente cómo Web fue víctima de una verdadera campaña destinada a destruir su reputación. El Washington Post, el New York Times y el Los Angeles Times se distinguieron en este trabajo sucio. Web renunció al San José Mercury News en 1997. Nunca más pudo encontrar trabajo en un diario reconocido. Ricky Ross, una de las fuentes más confiables de Gary Web, habló con él unos días antes de su muerte. Web le señaló entonces que había visto a hombres examinando la tubería fuera de su casa y que, de manera evidente, no eran ladrones sino «gente del Gobierno». Añadió que había recibido amenazas de muerte y que era regularmente seguido. Se sabía que Gary Web trabajaba en una nueva investigación sobre el mismo tema de la CIA y del narcotráfico. El 10 de diciembre del 2004 el cadáver de Web fue descubierto en su domicilio de Carmichael. Tenía la cara destruida por dos proyectiles de revólver calibre 38. El resultado de la investigación del FBI fue que se había suicidado. Sin comentario.

Eduardo Arcos el 29 de Noviembre de 2005 denuncia como a Hossein Derakhshan le fue negada su entrada a Estados Unidos por algunos textos escritos en su blog, no odia EEUU, no es un “terrorista”, no ha escrito amenazas al gobierno, simplemente es un ciudadano crítico a las cosas, eventos y noticias que ve, escucha, lee y experimenta en los lugares que frecuenta, entre ellos Estados Unidos.

Peter Schenkel demuestra excelentemente el caso del reportero Jim Taricani, que hizo público un video secreto del FBI, que había recibido de un informante. El video comprobó que un político local había aceptado sobornos. Cabría pensar que esto era una evidente victoria de la libertad de prensa y de su papel para denunciar casos de corrupción. Nada de esto. Al contrario. A la fiscalía no le importó la corrupción denunciada, sino más bien la fuga de información. El periodista fue citado ante un juzgado

En el año 2010 al menos 35 periodistas fueron asesinados en Latinoamérica mientras realizaban su trabajo, lo que convierte a la región en la más peligrosa del mundo para los profesionales de la prensa, según el informe anual de la ONG independiente Press Emblem Campaign (PEC) en Ginebra. El estudio recoge la muerte violenta de 105 profesionales en 33 países de todo el mundo. El dato eleva a 529 la cifra de periodistas asesinados en los últimos cinco años, unos dos por semana. Sin embargo, el 2010 representa un descenso con respecto al 2009, cuando los reporteros muertos fueron 122. El país con más muerto fue México, con 14 periodistas asesinados. Como países más peligrosos destacan también Honduras, con nueve periodistas asesinados, y Colombia (cuatro). En Europa hubo 12 asesinatos producidos en Bulgaria, Chipre, Grecia y Ucrania.

La Joven Cuba también ha sido victima de la censura de esos grandes medios cuando un periodista, que por razones obvias no menciono su nombre. En un artículo sobre el tema de Cuba trató de contraponer dos opiniones diferentes sobre nuestra realidad, utilizando criterios de blogueros jóvenes cubanos. Resulta ser que los editores por razones …!? la opinión de La joven Cuba fue eliminada del texto y el artículo se público con un solo punto de vista. Podrán imaginarse cuál es el criterio que prevaleció para ese medio de información, donde nos demostró con crece su parcialidad.

Es muy difícil un tema tan complejo tratarlo en pocas cuartillas, y además de no cansar a los lectores por lo que estoy obligado a seguir desmenuzando este tema en otro post donde abordaré los métodos que emplean las grandes trasnacionales de la información para agredir a nuestro país y de dar mi visión sobre el periodismo cubano.

Continuara….

Como pueden fijarse nuestros asiduos visitantes estoy dando respuesta a muchos de los comentarios que se generaron en debates en nuestro Blog. Por razones de tiempo y de recursos tecnológicos se me dificulta mucho poder responder a los comentarios inteligentes que se hacen en los artículos que se publican, les puedo decir que los leo todos he incluso los voy guardando para que no se me olviden y cuando tengo una oportunidad los voy respondiendo de esta forma. Aclaro que solo lo hago con los comentarios que valen la pena hay muchos que comentan en el Blog que realmente cuando leo sus seudónimos no malgasto mi tiempo en leer lo que escriben, por que por experiencia el odio que sienten por nuestra sociedad es tal que lo más inteligente es ignorarlos.

Espero que este tema ya tocado anteriormente en los debate siga generando la polémica y con las opiniones inteligentes de nuestros lectores confrontemos opiniones y puntos de vista. Una vez más los invito a este rico ejercicio intelectual.

Muchas Gracias.