Las preguntas del Loquito

A partir de un artículo de Arnaldo Hernández

Desde que comenzaron las manifestaciones en los países árabes muchos se preguntan cuándo sucederá lo mismo en Cuba.

Ahora me hago las mismas preguntas:

 

¿Por qué los cubanos no se alzan contra la atención médica gratuita? ¿Cómo es posible que no se lancen a la calle para demandar el cobro por las vacunas que se ponen a todos los niños?

¿Por qué no protestan contra la educación gratuita? ¿Por qué no cobrar $15 000 dólares anuales durante cinco años para tener un título de filología?

¿Por qué no demandan el cierre de las numerosas escuelas especiales gratuitas para niños discapacitados? ¿Por qué siguen admitiendo que miles de jóvenes de América Latina y África estudien medicina en Cuba y que miles de médicos cubanos contribuyan a la salud en decenas de países?

¿Por qué los cubanos no restablecen la dominación de Estados Unidos? ¿Por qué no incluyen nuevamente en su Constitución el derecho del gobierno de Estados Unidos a ocupar militarmente su territorio, sembrarlo de bases militares como la de Guantánamo y apropiarse de Isla de Pinos, de 3 056 km2, parte integral de su territorio nacional?

¿Por qué los cubanos no demandan entregar sus riquezas nacionales y su economía a los monopolios norteamericanos?

¿Por qué el pueblo cubano no se levanta para reimplantar la explotación del hombre por el hombre y la discriminación contra la mujer y el “no-blanco”?

¿Por qué insisten en mantener la justicia social y la igualdad entre los seres humanos y no aceptan las desigualdades que se derivan del dinero que tienen los ricos y no tienen los trabajadores?

¿Por qué los cubanos no contribuyen con la corrección de los principios del derecho internacional y eliminan el respeto a la soberanía de los países y a la autodeterminación de los pueblos?

¿Por qué los cubanos no honran a esos personajes que nacieron en Cuba y son asalariados de una potencia extranjera, digo, del gobierno de Estados Unidos, en sus planes por derribar a la Revolución?

Anuncios