Del dogma a la convicción (Respuestas a Eloy Gonzalo)

Tomado de http://lapolillacubana.blogcip.cu

Por Eduardo

Estimado Eloy:

Ayer en la tarde, sostuve con usted un debate prolongado. Estaba muy agotado porque hemos estado sometidos a un trabajo intenso en esta semana, y como no dispongo de todo el tiempo del mundo, decidí retomar una idea que aplicaba muy a menudo en los inicios de la creación de la Joven Cuba. Esta consistía en que de algún comentario dirigido a mi persona, extraía algunas ideas que deseaba comentar, para de esta manera exponer mis puntos de vista. De cualquier manera su intervención es bastante extensa, por lo que no puedo, aunque quisiera, y le juro que yo así lo desearía, responder solo las que me parecen más dignas de respuesta. Hago solo, como siempre alusiones a mi persona, cuando no me quede más remedio que refutar algunas acusaciones que si bien son infundadas, lo son en virtud de los prejuicios establecidos por la maquinaria mediática al servicio del imperialismo, y uno de cuyos objetivos es la destrucción de la Revolución Cubana a lo largo de todos estos años.

“Por tanto, pese a que intente justificar el abandono del país de los médicos (principal producto de exportación cubano) con artimañas americanas (OJO que tampoco dudo de que exista) debe también reconocer que la mayoría de éstos médicos buscan su mejora salarial (que también veo justo) y no dudan de salir de la misión para poder subsistir y labrarse un nuevo camino”.

1. Las cuentas de la matemática contrarrevolucionaria, que son las que usted reitera, son dignas de admiración. Cuando la Brigada Henry Reeve fue a Chile a socorrer a los hermanos chilenos desertaron cuatro médicos de los 97 que conformaron la Brigada. Esa noticia fue publicada a bombo y platillo en el Nuevo Herald. Sin embargo poco se dijo de la compleja misión que realizaron aquellos médicos, ni de las vidas que salvaron, ni del elevado número de intervenciones quirúrgicas. Los detalles de esta misión aparecen en:

http://www.juventudrebelde.cu/internacionales/2010-11-21/brigada-internacional-henry-reeve-regresa-de-chile-/

La idea de que para la mayoría de los médicos cubanos la motivación fundamental es la económica la desmiente el hecho de que realizan misiones tan complejas como enfrentar la epidemia de Cólera en Haití, donde de todos los doctores, enfermeros y técnicos de salud, trabajando en ese hermano país, lo cual incluye a los profesionales de organizaciones no gubernamentales, como Médicos sin Fronteras, los nuestros logran resultados superiores a ellos, por el mero hecho, de que el método cubano de enfrentamiento a la epidemia, incluye meterse en las comunidades intrincadas, donde no va nadie, a buscar los casos a los que ninguna otra organización llega con sus profesionales.

Para arriesgar su vida en esas condiciones se necesita mucho más que un interés material, sobre todo porque en casos como el de Haití, nuestros médicos solo reciben el estipendio de sostenimiento de vida. Haití no es el único, caso algo similar tuvo lugar cuando el terremoto de Pakistán. Conocida es la disposición del Gobierno cubano a socorrer a las víctimas del Huracán Katrina en el 2005 (fue en ese momento que surgió la Henry Reeve), desestimada por el Presidente George W. Bush.

Todas las ideas anteriormente expresadas, se pueden hacer extensivas al resto de los profesionales de otras ramas. Como siempre se mencionan los que desertan, y casi nunca los que regresan, me place informarle que de los más de 90 profesores que han salido enviaje de trabajo este año en la UMCC, ninguno ha abandonado su misión.

A continuación coloco un enlace acerca del Programa del Gobierno Norteamericano para provocar la deserción de los médicos cubanos en misiones en el exterior.

http://www.cubainformacion.tv/index.php?option=com_content&view=category&id=33&layout=blog&Itemid=86&layout=default

“Compadre, no me quemo, sólo la falta a la verdad que tiene usted y su forma de manipular los hechos, pues si usted sufre en sus carnes el trabajo que pasa la gente para intentar vivir dignamente dejaría de adoctrinar a sus alumnos y los educaría sin políticas de por medio. Si se le ocurriera indicar que no se les adoctrina, vaya y coja un libro de cualquier materia y ábralo por la mitad, y dígame si en alguna de esas hojas NO HAY DOCTRINA.”

2. En cualquier momento histórico, y en cualquier país, todo sistema educacional responde a los intereses de las clases dominantes. Las grandes universidades capitalistas, como Harvard, Cambrigge, Oxford, La Sorbona, y otras tienen una sola función, formar a los hijos de los ricos, algunos de los más brillantes hijos de la sacrosanta clase media, y a veces hasta de la clase trabajadora, pero ojo, siempre en función del pensamiento único del stablishment, que entroniza la función del mercado como la panacea universal, el Darwinismo en las relaciones entre los hombres, el Neoliberalismo como la vía ideal para construir el capitalismo, en detrimento de otras fórmulas que en determinado momento, inclusive salvaron al sistema del capital de su destrucción total como el Keinesianismo. El “pensamiento único incluye” también, reducir el papel del estado en la vida de la sociedad, con el consiguiente impacto en las políticas sociales (estúdiese el debate en torno a la reforma de salud en EEUU), en fin que la función de la Universidad en el capitalismo es calzar ideológicamente a los futuros cuadros del capitalismo mundial. Los Clinton, Kennedy, Obama, Condoleza Rice, y muchos otros son ejemplos de ello.

A todo lo anteriormente expuesto hay que agregar que no existe una obra humana, lo que incluye a las artes, hasta la más vulgar literatura, que no refleje o defienda los valores de una clase social o política. Las películas de Hollywood son un canto al “american way of life”. De esa tendencia solo escapan algunos valientes de la corriente liberal de pensamiento que siempre ha existido en los EEUU, pero que nunca ha llegado a la presidencia (Lincoln la excepción), como Oliver Stone, o Michael Moore. Sobre todo los finales felices, donde el winner, casi siempre un vulgar delincuente con cara simpática, se lleva el dinero y la chica, después de llenar las anatomías de cientos de enemigos de balas de semiautomática 9 mm, dicen más de la cultura y la política yanqui, que cien conferencias de marxismo leninismo y comunismo científico.

Es por ello que en un sistema como el nuestro, donde es el pueblo representado por medio del Estado Socialista, quien detenta la soberanía y el poder, las Universidades responden a la formación de los hijos de las clases trabajadoras y de todos los estratos de la población.

Dentro de ese esquema, particularizando en el caso de la Educación Cubana, los profesores, tenemos la misión de formar a los estudiantes cubanos, en la defensa de los ideales de la Revolución Cubana, que aunque pueden que no sean de su simpatía, existen, como existen otras corrientes filosóficas en este mundo. La misión que el Estado Cubano ha asignado a la Universidad de Matanzas “Camilo Cienfuegos” consiste en: “Garantizar la Universalización de la Educación Superior, desarrollando la formación y superación integral revolucionaria de profesionales y cuadros, la introducción de la ciencia y la innovación tecnológica, la extensión universitaria e informatización, contribuyendo a la masificación de la cultura en la Batalla de Ideas para el avance de la sociedad matancera y cubana”. Yo no trabajo para Oxford o Cambribge, trabajo para la UMCC, y a ella he dedicado dos tercios de mi vida. Como le mencioné, seguiré haciendo mi trabajo. La vida dirá si lo hice mal o no.

3. Yo nunca miento. Si lo hiciera no tendría moral para escribir en el blog creado por mis estudiantes. Esa misma formación familiar que mencioné, de la cual, a pesar de lo que usted mal interpretó, nunca me he quejado, y mucho menos lloriqueado, porque primero que nada constituye mi mayor escudo contra las adversidades, siempre me ha hecho anteponer los intereses de mi universidad, de mi pueblo, de mi partido, y sobre todo de los ideales en los que mi padre me formó, por un viajecito más o un viajecito menos, como usted insinúa.

4. Si alguna vez salí de este país, después de 16 años de trabajo, donde solo viajé por la Carretera Central, la Autopista Nacional, el Ferrocarril Central y el Tren de Hershey, fue porque alcancé resultados académicos y profesionales que permitieron a la Universidad ofertar mis servicios como profesor invitado a otros países. Yo tengo una familia que mantener como cualquier otro cubano, pero tengo por norma, que en mi casa no entra nada material, que no haya sido producto de mi trabajo honrado, lo que incluye que no acepto, porque un hombre con honor no lo hace jamás, un beneficio obtenido a través del lacayismo, la adulonería y la guataquería. En una de mis entradas viejas, hago un “cuéntame tu vida sin arrepentirme”, donde relato algunas de mis peripecias de subsistencia en pleno “Período Especial”. Solo puedo asegurarle que siempre voy a luchar por lo que creo y siento, si es a eso lo que usted denomina Manipulaciones, yo le llamo Convicciones Revolucionarias y Patrióticas.

“de haber conocido las miserias de otros países, usted que dice que no es bobo, sabría las injusticias y las historias que en CUBA se fomentan”.

5. Eloy, el haber conocido el capitalismo en diferentes variantes me confirmó que este mundo es injusto en virtud de la distribución desigual de la riqueza, y el egoísmo de los países antiguas metrópolis, que ahora se regodean en las riquezas que expoliaron a nuestros países. No es justo que en Alemania por ejemplo se incineren toneladas de alimentos cuando llega su fecha de vencimiento, o que los productores de leche viertan en un campo millones de litros de leche, mientras en Somalia, Etiopía y Sudán, millones de niños mueren de desnutrición.

No es justo que por si fuera poco el bloqueo, en virtud del cambio climático, este país haya recibido en solo 10 años, 18 huracanes Categoría 3 y 4, con el impacto económico que esto conlleva, y que su rico vecino, a pesar de haber perdido una ciudad entera por la misma causa, se niegue a firmar el protocolo de Kioto, a pesar de ser el emisor del 40% de todos los gases de invernadero a escala global. No es posible que con el hambre que hay en el mundo, los EEUU dediquen millones de toneladas de maíz y otros cereales a producir etanol, para llenar las panzas de sus hambrientos automóviles, o a crear mortíferas armas de destrucción masiva por parte del Complejo Militar Industrial yanqui (este año serán 97 000 000 000 de dólares), mientras existe miseria galopante en millones de hogares en el mundo.

En fin Eloy, yo pudiera estarle citando a usted ejemplos de porqué el capitalismo debe desaparecer, porque la cuestión en sí, no es si el sistema sobrevive o no, sino que esta vez constituye un asunto de la propia supervivencia de la humanidad. Me parece que no está usted enterado de estas cosas, o como dice Raúl “no hay peor ciego que el que no quiere ver”. Usted nos llama dogmáticos y retrógrados, desconociendo que las leyes de la dialéctica indican que no existe formación económica social humana eterna. El capitalismo no se salvará de su desaparición, de la misma manera, en que un día el planeta tierra dejará de existir, habiendo desaparecido quizás, mucho antes la especie humana.

Del resto de las cuestiones técnicas de los viajes de los extranjeros a Cuba y de los miembros de la comunidad cubana, hay una vía en que usted puede canalizar esas inquietudes. Participando en el evento “Cuba y su emigración”, donde todos los años, cubanos de todas partes del mundo acuden a plantearles sus inquietudes al gobierno Cubano. Algunas cosas se han resuelto según ha publicado nuestra prensa. Claro, sabe que debe afrontar las consecuencias, sino averigüe que le pasó a la abogada cubano americana Magda Montiel, cuando vino a uno de esos primeros eventos.

Yo no soy policía, así que no me corresponde saber, ni comentar nada de “las mulas” que usted comenta. Solo puedo asegurarle que he participado en varias fiestas de mis estudiantes, y nunca he visto a ninguno drogado, a pesar de que de Santos no tienen aureolas, testimonios de santidad probada, y mucho menos milagros.

Existen algunos otros puntos en el prolongado debate de ayer que pudiéramos retomar en otro momento, pero ya llegué a las cuatro páginas en Word que me establezco como norma cuando redacto un post. Solo comentarle que aquí estamos para debatir y difundir nuestras verdades, que tanto se han deformado a sabiendas, con ensaña y alevosía. La frase de mi tocayo Galeano, de que a Cuba se le mira con microscopio, no deja de ser un aforismo sin doble lectura. Es así, ojala algún día cambie esa tendencia. Por la oportunidad de provocarme escribir estas líneas le doy mis más expresivas gracias.