La otra ala del pájaro. Estudiantes puertorriqueños contra el aumento del precio de las matrículas.

Por Luis Díaz

En el concluido concierto realizado en la Ciudad de la Habana, escuché por voz de la afamada cantautora Olga Tañón nuevamente la frase emblemática, “Cuba y Puerto Rico son de un pájaro las dos alas”, la cual recuerdo siempre  con especial cariño, que entre tantas cosas me recuerda el amor que sintió el apostos hacia los pueblos de nuestra América.

Pero hoy, después de haber seguido las noticias de la televisión y el Internet durante algunos días, no he podido contener más la amargura de ver como sufren los jóvenes de este pueblo hermano, la causa, sencilla, el alza de los precios de las matrículas de la universidad, que ha amenazado seriamente la posibilidad real de ingresar a la misma de un número considerable de jóvenes de este país. Pero como si poco fuera ya esto, los estudiantes indignados se han congregado durante varios días en la calles para exigir al gobierno la reducción de los precios y la respuesta que han recibido ha estado bien clara, palos y golpes sustituyen las palabras y el análisis lógico de lo que los ha llevado a las protestas incesantes durante estas jornadas. No obstante por si pareciera poco, han aparecido imágenes que muestran maltratos considerablemente desmedidos, con apretones en zonas frágiles e incluso acoso sexual a las mujeres detenidas, algunos incluso han referido que los métodos empleados coinciden con enseñanzas de las tropas norteamericanas a las que están relacionadas por ser esta isla caribeña un estado libre asociado.

Es profunda la consternación de los estudiantes universitarios cubanos con los hechos que se desarrollan en Puerto Rico, constituye una vergüenza el maltrato y la falta de decoro con que son tratados nuestros hermanos boricuas, muestra de cuan lejos puede llegar el imperialismo para cumplir sus objetivos, el enriquecimiento desmedido por encima de cualquier interés social, imagino nuevamente a Martí, que recorrió por años las ciudades de los Estados Unidos recogiendo dinero para fundar un partido que tenía como primer objetivo lograr la independencia de Cuba y fomentar la de Puerto Rico, y Puerto Rico sigue sin libertad y además pisoteado por la represión a sus universitarios.