Foro debate en La Joven Cuba. Respuestas de Juan Carlos Rivera. Jefe del Departamento de Marxismo de la Universidad de Matanzas “Camilo Cienfuegos”

Agradezco la participación de todos en este intercambio  de opiniones, aún de aquellos con los cuales no comparto sus puntos de vista, pero los respeto.

No pretendo responder a cada una de todas las preguntas formuladas (creo que van por 70 y no para) en primer lugar porque no soy especialista  en todas y no deseo especular, aún cuando tengo mis criterios sobre cada una de ellas. Existen en el país organismos especializados donde pudieran evacuarse muchas de las dudas.

Deseo puntualizar que todos los criterios aquí expresados los hago a título personal y las  respuestas, en aras del tiempo y del espacio no tengan toda la profundidad requerida y los matices necesarios para comprenderlas en su integralidad. Otras podemos verla en el propio debate.

Pasemos a las preguntas.

Robe:

Cualquier obra   humana   puede estar llena de imperfecciones, ya lo dijo el poeta, la hacen mujeres y hombres; si al proceso revolucionario cubano te refieres como los hechos acontecidos desde 1959 a la fecha y cual sería a partir de esta entonces, su error principal, mencionaría  no hacer más efectivo el principio socialista de socialización de la producción. En una época se entendió como la máxima estatización y no necesariamente tiene que ser así. No obstante siempre es necesario tener en cuenta los contextos y no debemos olvidar la constante agresividad estadounidense, la posición de la burguesía cubana, las tensiones generadas por la política de guerra fría y la opción de alianza con el campo socialista.

No se trata de malinterpretar las teorías marxistas, Marx y Engels pocas veces se refirieron al socialismo, su objeto de atención fue el estudio del capitalismo, sus contradicciones; después de los “clásicos” pocos han aportado elementos esenciales a la teoría marxista, esa es una deuda que tenemos para con nuestro tiempo y poder explicar muchos de los procesos que hoy tiene lugar. Por otra parte, de la construcción del socialismo pocos sabemos, es un sistema que se va construyendo día a día y en nuestro caso en un contexto nada halagüeño. A las privaciones normales que genera una economía tercermundista, a las imperfecciones de nuestra práctica, debes sumarle los efectos reales de la política de bloqueo; entonces no se puede pensar solo en partir de la creación de condiciones materiales; es necesario trabajar en la conciencia social y en todas sus formas. Le recomiendo consultar la carta de Engels a J. Bloch del 21 de septiembre de 1890.

Felipe.

Del socialismo del siglo XXI  poco se sabe desde el punto de vista teórico. Si aceptamos como tal a las experiencias recientes en América, lideradas por Venezuela, tenga en cuenta que son procesos en construcción, donde el peso de la economía de mercado es importante, pero que va ganando terreno otras  formas de propiedad, creo que por ahora pueden y deben coexistir. El mercado es posible, no es necesario verlo como un fantasma, pero regularlo. La experiencia de regular el mercado no es socialista. Lo han hecho los países capitalistas sobre todo en épocas de crisis. ¿por qué entonces satanizar al socialismo por ello?.

Alejandro.

Tus preguntas denotan una falta total de información sobre nuestro país, y no te culpo, muchas cosas se dicen fuera para tergiversar esa realidad, y si se trata de desacreditar el sistema político y el sistema electoral, más ensañamiento tiene el discurso.

Nuestro sistema electoral no se basa en la actuación de partidos políticos (en otra época tuvimos muchos y no resolvieron nada; en otras latitudes existen muchos y solo dos se alternan en el poder, y veces con procesos nada limpios y transparentes; la verdadera democracia no está en muchos partidos, sino en la posibilidad real de que todos puedan acceder al poder, lo otro es cuento de caminos; para no hablarte de las monarquías absolutas que hoy abundan en ciertas partes del mundo y no son cuestionadas por el gran juez de la democracia universal, ¡claro están sentadas sobre barriles de petróleo!).

La nuestra emana de reuniones de vecinos, por barrios, en la cual puede ser electo como su representante cualquiera que estos decidan, en un proceso que se caracteriza por: Los listados son de oficio, nadie puede ser excluido; el voto es voluntario, directo y secreto; existe el principio de la revocación.

El PCC no se puede inmiscuir en la nominación ni elección de ningún delegado. Podemos partir del supuesto de que tenga favoritismo hacia algún vecino en cuestión por ser miembro del partido, etc., si en la asamblea no es propuesto, su nombre no aparece en ninguna boleta y por lo tanto no tiene posibilidad alguna de salir electo

No es necesaria ninguna filiación política, ni condición implícita para pertenecer a ninguno de los organismos del Estado, ni siquiera al Consejo de Estado y por ello no se reciben algún tipo de privilegios, el que no sea trabajar para el bien común. En cuanto a la afectación de la crisis, pueden ser afectados igual o peor que a los que tú llamas ciudadano común. Ese “ciudadano común”, que son comunes en Cuba, pueden tener un familiar en  el extranjero que de alguna manera lo ayude, entonces para esos comunes los efectos de la crisis tiene otra dimensión.

En nuestra Asamblea Nacional están representados todos los sectores sociales, grupos étnicos, diferentes nominaciones religiosas, etc. El 50% más uno de sus miembros tienen que ser delegados de circunscripción, salidos y representantes directos de la base.

Haces referencia a violaciones de la constitución, creo que debes actualizarte al respecto, y en cuanto al problema de los pasaportes debes dirigirte al MINREX.

Sobre los medios de prensa: nadie duda de que estamos inmersos en una lucha ideológica, ingenuo sería pensar lo contrario. En esa lucha la prensa juega un papel fundamental. No por gusto en cada proceso revolucionario, de transformación, o de cambios, los grupos que pujan por el poder crean sus propios mecanismos de divulgación de sus ideas (recordar Patria, Iscra, y hasta la misma divulgación de “Mi Lucha” si quieres ejemplos de todas las corrientes ideológicas), entonces, si aceptamos que la prensa es un arma en esa lucha ¿por qué entregárselas a tus enemigos? La historia es demasiado elocuente,  tienes el caso de Gorbachov, su glasnot y perestoika.

Por otra parte, ¿no sabes que en Cuba existen negocios privados, estimulados por el propio Estado a partir del Periodo Especial y que ahora con la actualización de modelo cubano tiene otra dimensión más profunda dentro de la economía cubana, es decir, que tendrán un mayor peso?

Sobre la  posibilidad de inversión de los que tú llamas exiliados, yo les digo emigrados ¿Quiénes podrían invertir? No dudo que muchos pudieran hacerlo y lo harían de buena gana para ayudar al país que tanto lo necesita; no creo que lo puedan hacer la mayoría de los que se han ido. Pero al mismo tiempo sería una brecha posible de actuación del gobierno de Estados Unidos contra Cuba, sobre todo si no se tiene control de donde proviene el capital que se va a invertir. Si la USAID es capaz de prestarse para desestabilizar gobiernos, ¿por qué no pensar que en la inversión el gobierno norteamericano vería la posibilidad casi real, hasta ahora solo acariciada, de actuar desde dentro contra la revolución?

Orlando.

Que el mercado sea por excelencia la solución racional a los problemas, me cuesta trabajo admitirlo, sobre todo a partir de la realidad que vive en mundo, abocado a una crisis de existencia humana, dado por las consecuencias de la irracionalidad de las leyes del mercado que la economía capitalista ha impuesto al mundo.

No me voy a detener en el ejemplo que expone de los tres productores para llegar a la conclusión de que la teoría de la plusvalía es una memez. Simplemente quisiera recordarle que ese hombre ha sido considerado como uno de las personalidades más importantes de todos los tiempos, le remito a: http://listas.20minutos.es/lista/hombres-mas-influyentes-de-la-historia-63341/ , y no ha de ser por gusto; su obra cumbre “El Capital”, la cual usted pretende reducir a unos cuantos párrafos, también es una de las más leídas y consultadas del mundo y texto básico cuando se estudia la economía política del capitalismo o sociología en las universidades que se respeten desde el punto de vista del nivel científico y teórico. Aspirar a que tesis redactadas en el siglo XIX tengan vigencia es obviar el principio del análisis histórico concreto, no obstante sí muchas de sus tesis tiene plena actualidad, pues la esencia explotadora del capital y todo lo que de ella emana, no ha variado.

Tony.

Las medidas aplicada actualmente en Cuba son una adecuación del modelo a tenor de las condiciones imperantes tanto desde el punto de vista interno (buscando una mayor eficiencia económica) y externo para estimular la necesaria inversión de capital que cualquier economía requiere. No creo que tengan un corte neoliberal, no se privilegia al mercado de forma ciega, el Estado no ha perdido el control de los principales medios de producción ni ha sido reducido a un ente político como sí ocurre con el neoliberalismo, se buscan formas y alternativas para asegurar a cada cual una alternativa de ganarse decorosamente el salario.

Con estas medidas se comienzan a utilizar resortes o formas organizativas que no necesariamente tiene que ser capitalistas, como pueden ser las cooperativas. En la primera respuesta me refería a la interpretación que se le ha dado de la propiedad en el socialismo. Existen experiencias favorables, como lo fue la NEP y ahora las cooperativas fomentadas por el gobierno de Venezuela.

Gabriel.

Tus preguntas tienen cierto parecido, al menos en la esencia, a las de Alejandro (ya contestadas), y te sugeriría estudiar más a fondo el sistema político cubano y su sistema electoral.

Me parece que usas un tono un poco melodramático para referirte al proceso migratorio cubano, que antecede al año 1959 y después estimulado por los sucesivos gobiernos norteamericanos, pues a todo el que se va de Cuba lo presentan como disidente político, sin considerar que no es Cuba el país mayor emisor de migraciones hacia el vecino del norte ¿Dónde quedan los mexicanos, los centroamericanos, los haitianos, los sudamericanos, etc? Le aconsejo consultar de Salim Lamrani su Intervención en el Foro Social Mundial de Caracas el 27 de enero de 2006, en el panel sobre el Papel de los medios alternativos en la preservación de la memoria histórica.

Es la política de EEUU la que ha dividido la familia, fue Bush quien se arrogó el derecho de determinar a quienes los cubanos considerábamos familia y le prohibió a los de “allá” venir solo una vez cada tres años a visitar a los de “acá”.

No creo que exista esa “terrible división” entre padres e hijos, entre esposos, y que se fomente el odio entre millones de cubanos. Yo creo que a pesar de esa política los cubanos han sabido mantener la unidad familiar. Las conferencias sobre la Nación y la Emigración son un ejemplo del esfuerzo que se realiza, al igual que los comités de cubanos que existen en cualquier país del mundo.

Yo creo que la igualdad de derecho se logra empezando por respetar el derecho de los demás; creo que es necesario en el mundo un poco más de tolerancia, ser como dijo Silvio Rodríguez en su canción Cita con ángeles “un tilín mejores”.

¿Como puede afirmar usted, sin yo haber emitido criterios,  que yo opino que “¿un sistema económico en el que fracasaron europeos, africanos y asiáticos; católicos, protestantes, musulmanes, ortodoxos y budistas; blancos, negros y amarillos, va a triunfar entre los cubanos?”, de todas formas creo que coincido con usted pues el único sistema económico que ha fracasado entre todos los que menciona anteriormente es el capitalismo y entre  los cubanos no va ha triunfar. Los cubanos, pese a todo, poseemos AMOR A LA PATRIA, el valor de la DIGNIDAD, forjados en una coyuntura histórica bien diferente a todos los países que usted menciona. Para solo citarle un ejemplo, ningún país del mundo se ha visto expuesto a una guerra económica genocida como la que EEUU le tiene impuesto al pueblo de Cuba desde hace más de 50 años, ningún otro lo hubiese soportado.

El marxismo es una teoría científica acerca de la sociedad, con sus leyes y categorías.

No conozco Premios Nóbel de Economía que sean marxista, como no me acaban de dar los argumentos que por qué a Obama le entregaron el Premio Nóbel de la Paz 2009. Reconocimiento a los Premio Nóbel, pero no dejan de ser manipulaciones también.

Freud.

¿Qué es para usted el pueblo? Decir que el capitalismo actual ha repartido la propiedad entre el pueblo es una burla a la inteligencia y no resiste un análisis serio entre economistas y políticos y cientificos sociales. La experiencia de Japón y quizás otros países capitalistas desarrollados (con el capitalismo popular) no puede ser tenida como válida ni en cuenta a la hora de analizar un sistema mundial. Si es así nos han mentido los organismos de la Naciones Unidas cuando nos hablan de miles de millones de pobres en el mundo, miles de millones de analfabetos, de personas que mueren sin asistencia médica, de falta de agua potable, etc. Entonces el mundo no está tan mal, como ese organismo que no tiene nada de comunista, me hace ver. O es que el comunismo lo ha penetrado. “cree el aldeano vanidoso que el mundo entero es su aldea”, creen los egoístas que como ellos viven, viven los demás.

Me hablas de Aznar y pones en su boca que nos repudia por asesina y totalitaria. ¿dónde estaba usted en el año 2003 cuando en contra de la voluntad mayoritaria de los españoles (algunos medios hablaban del 80%) Aznar apoyó en las Azores la agresión a Irak? ¿Cuánto le importó el criterio del pueblo español?

¿Sabe usted las características de lo que llamas intercambio comercial entre Cuba y EEUU? Solo algunos datos: Cuba tiene que pagar al contado todo lo que le permitan comprar en el mercado norteamericano, sin créditos ni con la reciprocidad de que EEUU nos compre algún producto. Esa no es la práctica del comercio mundial, aceptado por la OMC. Son condiciones de total desigualdad.

Ricardo.

No me parece respetuoso su primer párrafo y ya deja por sentado el fracaso de este intento de diálogo. No se trata de lucir bien o mal, se trata de confrontar ideas, ¿o es que no coincidir con las suyas o no estar de acuerdo es lucir mal? Usted ya está cerrando todo camino.

Para que en cualquier otro escenario usted pueda lucir mejor y responder las preguntas que me hace le remito a que estudie profundamente la obra de Marx para que entienda qué es el marxismo. Del socialismo ya creo que he hecho alusión. ¿qué es la Revolución cubana? Algo que muchos no acaban de entender y solo están autorizados a ser uso de ese concepto los que son capaces de defenderla, no importa donde.

ManuelS.

Los principios éticos que sustentan la lucha contra el imperialismo, como fenómeno, son los mismos que esgrimimos para que se nos levante el bloqueo. Lograr eliminar el bloqueo constituye una victoria, un hecho de justicia, pues no se trata solo de lograr relaciones económicas justas con EEUU, sino que este nos deje comerciar, sin persecuciones, con otros países. Me imagino que hayan tenido acceso a toda la información generada este 26 de octubre cuando la Asamblea General votó abrumadoramente a favor de este reclamo cubano.

Sobre vínculo de la democratización de la sociedad cubana con el de NNUU solo apuntar que sería bueno remitirse a las preguntas al respecto ya contentadas.

Vicepresidente.

Por supuesto que conocemos el artículo de Martí, sabemos de sus críticas hacia el socialismo que conoció o le llegó, de todas maneras creo que merece mención aparte que la haremos próximamente.

Evelio.

Revolución es continuar inconforme con lo que estamos haciendo y seguir perfeccionándolo, es repartir justicia social. Defender la revolución es defender eso.

Cubano 47.

Claro que ningún sistema se mantiene estático por 200 años. No era el de Marx el capitalismo transnacional, ni globalizado, ni neoliberal. Los monopolios no tenían el poder que ostentan ahora ni eran más poderosos que los estados. Por ello se impone el enriquecimiento de su teoría. Pero la esencia explotadora no ha variado.