La mitad de los jóvenes tarda más de un año en trabajar tras los estudios

Cola de desempleados

Uno de cada cuatro menores de 35 años pasa más de tres años antes de lograr un empleo.- La mayoría son asalariados, del sector servicios y consiguen el puesto a través de familiares o amigos.

ÁLVARO ROMERO – Madrid – 21/07/2010

La mitad de los españoles entre 16 y 35 años de edad tarda más de 12 meses en encontrar su primer empleo al acabar los estudios, según la radiografía de la incorporación de los jóvenes al mercado laboral que hoy ha publicado el INE según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) de 2009. Además, uno de cada cuatro ha trabajado mientras estudiaba, aunque las mujeres más que los hombres; y el sector en el que han encontrado un puesto es mayoritariamente el tercero, los servicios.

Frente a los jóvenes que tardan más de un año en encontrar un empleo tras acabar su formación, un 28% asegura que lo logra en menos de un mes, aunque en este apartado se incluyen a aquellos que ya estaban trabajando antes de acabar los estudios. En el lado contrario, uno de cada cuatro afirma que no lo consigue hasta pasados tres años y, de ellos, un 4,6% declara seguir sin encontrar un empleo a los 10 años de concluir o dejar de estudiar. Según añade el INE, con carácter general, cuanto mayor es el nivel de formación, menor es el tiempo trascurrido en encontrar un empleo de cierta entidad.

En cuanto a la búsqueda de empleo, la mayoría de jóvenes que encontró empleo lo hizo a través de familiares o amigos, un 47,9% del total, o enviando el currículum a una empresa, vía que empleó el 19,8%. En el caso de las mujeres, este porcentaje aumenta hasta el 23%. Frente a ellos, solo un 2% de los españoles entre 16 y 35 años decidió crear su propio negocio tras acabar los estudios.

Una vez trabajando, los datos publicados hoy por el INE también recogen el tiempo medio que duran en este primer empleo. Así, uno de cada cinco jóvenes lo mantuvo entre uno y dos años, mientras al 14,7% del total les duró menos de cinco meses.

El deterioro del mercado laboral que ha traído acarreada la peor recesión sufrida por España en más de medio siglo ha tenido una especial incidencia entre el colectivo de jóvenes y los trabajadores temporales. De hecho, la crisis le ha situado como el país de la UE con una mayor tasa de paro entre los menores de 25 años. Según los últimos datos del INE, un 40,9% de los españoles de entre 16 a 25 años no tiene trabajo, un porcentaje que supone multiplicar por cinco los niveles de finales de 2007. Solo Estonia y Lituania registran niveles similares de desempleo juvenil.

Tomado de El Pais