Amnistía Internacional y la libertad de expresión en Cuba.

mehanseparado.files.wordpress

Por Inaoy

Hace unos días ha circulado el reporte de Amnistía Internacional sobre la libertad de expresión en Cuba, la cual hace una caracterización de la valoración de esta afamada organización sobre este medular tema y su forma de aplicación en la sociedad cubana.
Se hace especial énfasis en la destinación de los medios de comunicación a favor de fuentes diferenciadas del gobierno, como premisa esencial para el logro de la “verdadera libertad de opinión y criterio” ya que se fundamenta que la subordinación de la prensa al gobierno impide la plena libertad de criterio pues solo se comunica lo que interesa a estos, impidiendo que diversos grupos no encuentren posibilidades de expresar opiniones a través de los medios.
Las fuentes de comunicación constituyen aspectos medulares para la fundamentación de preceptos de interés para los que los manejan, Cuba ha decidido implementar el sistema socialista, donde los medios de comunicación son de propiedad estatal o social, los cuales responden a intereses del estado o en este caso la sociedad, lo cual fundamenta la idea de comunicar todo lo que interese al gobierno en función de la sociedad a la que representa, cuya sociedad es la que dirige el gobierno, en virtud de esto creo que no solo la transmisión de ideas relacionadas con conceptos necesarios como la necesidad de trabajar, estudiar, defender la patria y las conquistas sean las que se tienen que transmitir, sino ofrecer la oportunidad de desarrollar un sistema que permita enfocar ideas, críticas y sugerencias que permitan afinar y mejorar procesos que se desarrollan en la construcción de la sociedad que deseamos, que constituya un elemento de fuerza mayor para juzgar actos que atenten contra el fin de lo soñado por los autores del proceso revolucionario cubano en toda su dimensión.
Existen elementos que acotan el desarrollo informativo cubano, que no son nada despreciables en cualquier ponderación de causas, me refiero a lo anteriormente mencionado sobre la propiedad de los medios de prensa, ya que si Amnistía Internacional menciona defectos en la libertad de expresión en Cuba por la forma de propiedad de los medios cubanos, tendría que referirse también a los monopolios de la información en el mundo, propiedad de oligarcas que disfrutan de plenitud de acción y movimiento sin miedo a ser acotados por la prensa de la cual son dueños o socios, ejemplos sobran en el mundo, la guerra de Irak fue difundida por los medios mundiales, en gran medida americanos o de países aliados como una cruzada contra el terrorismo, por que nadie en los grandes medios dijo que era una muestra de la sed imperialista de dominio de los recursos fundamentales como el petróleo, era pues imposible a mi juicio, las grandes empresas de comunicación son contribuyentes de fondos a los gobiernos o los miembros del gobierno que aprueban y desaprueban son dueños de acciones en los grandes medios. Un ejemplo muy claro, hoy en día es elevado el número de periodistas que han muerto en Honduras después del golpe de estado que puso fin al gobierno democrático de Zelaya, en el pasado mes de mayo fueron más de 5, sin sumar los de meses anteriores, y no ve visto en los grandes medios referencia a estos datos, esto no es el mal llamado acoso a periodistas independientes que se difunde sobre Cuba, sino periodistas en activo y no por casualidad después del golpe de estado, o podemos mencionan las cárceles secretas que hay en Europa, a las cuales la Unión Europea no quiere mencionar, donde existen prisioneros detenidos a penas sin iniciarse un proceso legal. Es probable que algún funcionario de los medios más importantes sea responsable de alguna de estas violaciones. Creo que a Amnistía le hace falta oír al dúo cubano Buena Fe y su canción “Catalejo”:

Tengo un catalejo con él la luna se ve,
Marte se ve y hasta Plutón se ve,
pero el meñique del pies, no se me ve.