La impotencia de los disidentes de La Joven Cuba

La impotencia de los disidentes de La Joven Cuba
La impotencia del disidente (Foto:buscandomireflejo-may.blogspot.com)

Por: Guiteras

Según la Wikipedia, la impotencia se refiere a la incapacidad o falta de poder para realizar o hacer algo, estoy plenamente de acuerdo con esto. En los últimos días he visto cómo muchachos de 20 y pico de años (y menos) han puesto a correr (al punto de levantarse por la madrugada a comentar el Blog por no poder conciliar el sueño) a muchas personas que, cuando revisas la Web y sus comentarios, te das cuenta que se dedican a bombardear sistemáticamente foros y Blogs sobre Cuba con opiniones negativas al sistema cubano.

Este debate de opiniones sobre el futuro de Cuba ocurre también al interior del país, en cada cola da guagua, en los parques y tantos otros lugares en que los habitantes de la Isla, por su idiosincrasia, comienzan una conversación sin conocer a su interlocutor.  En La Joven Cuba los debates han abarcado disímiles temas, se han visto opiniones negativas y positivas, incluso en algunos posts se ha visto una mayoría de comentarios negativos publicados (para los que hablan de censura). Sin embargo algunas veces el diálogo no ha sido limpio, agresiones personales y otros comportamientos nocivos  descalifican los argumentos de quienes los ejercen.En lo personal he tratado de no involucrarme mucho en debates que pierden el camino del sentido común y terminan siendo verdaderas batallas en las que ambas partes quieren hacer suya la “verdad”. En estos cruces las opiniones tienden a radicalizarse muchas veces y se pierde el punto de convergencia que creo es el que se busca en el Blog. Cuando se acaban los argumentos comienzan las frases “sucias” y groserías publicadas que por supuesto los administradores de La Joven Cuba no tienen por qué publicar. Es ahí entonces que buscan otros espacios, en la falsa creencia de que descalificando al que opina distinto a ti vas a demostrar tu punto.

Pero voy a retomar el tema de la impotencia por donde empecé, cuando algunos se han visto incapaces de demostrar sus “verdades” han optado por la burla al que piensa distinto de sus posiciones, esos mismos que defienden a las Damas de Blanco “porque ellas opinan distinto”, han creado incluso un Blog de nombre semejante a este dónde pueden dar rienda suelta a su imaginación. Ese Blog del que les hablo no es una opinión “alternativa”, pues para expresarse contra el gobierno cubano hay cientos en Internet como Tomar la Palabra y Generación Y. Esta nueva Joven Cuba Libre nace para ridiculizar los argumentos aquí expuestos, nace de la impotencia ante un debate claro, nace de la necesidad de ofender y avasallar al otro que opina distinto.

En medicina, uno de los tipos de impotencia que existe es la Impotencia generandi, la incapacidad de procrear, aunque la penetración sea posible. Es sinónimo de esterilidad la mayoría de las veces. Esta es la impotencia que están sufriendo estos señores, que aunque han penetrado el Blog siendo sus opiniones contrarias a los artículos, la mayoría de los comentarios publicados, son incapaces de procrear ideas nuevas, de procrear un proyecto nuevo que brinde mejorías al pueblo cubano y continúan priorizando intereses foráneos sobre los de Cuba. Es la esterilidad de acción y pensamiento si no se cuenta con el visto bueno de la mano que te paga y que ha provocado que en medio siglo no tengan aún un programa político coherente.

Tengo 24 años y desde hace 6 navego por la Internet, en todo este tiempo me he dado cuenta de algo, La Joven Cuba es necesaria; porque señores, en Internet, los revolucionarios somos la opinión disidente.

Un saludo a todos y un agradecimiento a los señores de La Joven Cuba Libre por promocionar a su antecesora.