Los 75, presos de conciencia o “con conciencia”

Tomada de Internet

Por Inaoy
Mientras leía un artículo publicado en el diario miamense El Nuevo Herald a cerca de que el gobierno de los Estados Unidos exige al gobierno cubano que ponga en libertad a los presos políticos que han sido encarcelados desde el año 2003, y que han propiciado el surgimiento de grupos disidentes como el de las llamadas Damas de Blanco. En primer lugar me gustaría decir que el gobierno de los Estados Unidos no tiene autoridad moral para exigirle a Cuba que ponga en libertad a los presos que se encuentran encarcelados precisamente a causa del accionar de los Estados Unidos, el cuento de lo de “presos de conciencia” ya está pasando de moda, no existe esto en toda Cuba, el grupo de los 75 están todos encarcelados porque se les ha probado la recepción de cualquier manera de fondos que destina el gobierno norteamericano para estimular manifestaciones de estos a favor de los intereses del imperio, o porque sencillamente actúan servilmente ante orientaciones de este, invito a los amigos lectores que consulten los códigos penales de diversos países del mundo, disponibles en sitios de internet, para comprobar como tiene que responder una persona en cualquier nación del mundo, por un delito como este.

En Cuba existen hombres como Oswaldo Payá, declarado por muchos la principal figura dentro de la oposición cubana, si este hombre se manifiesta en contra del gobierno, como los 75, además de ser considerado de importancia, porqué no esta preso junto con los demás, sencillo, porque nadie le ha probado la recepción de fondos, a pesar de conversaciones comprometedoras con Santiago Álvarez, que todo el mundo ha visto y le han otorgado el estatus social de terrorista.  Entonces asombra la idea de que el gobierno de los Estados Unidos induce actitudes punibles en los ciudadanos de este país y luego exige que los libere incondicionalmente. Otro elemento que me interesa recalcar del reportaje mencionado, que no puede ser otra cosa que el supuesto escepticismo con que congresistas republicanos como Ileana Ros-Lethinen recibieron la noticia de que el gobierno cubano estaba haciendo concesiones a presos enfermos con intermediación de la Iglesia Católica, congresista la cual paradójicamente suscribió la Ley Helms-Burton, que Cuba enfrentó con la aprobación de la Ley 88 y que establece como actuar ante las acciones que se desgajan de la Helms-Burton, Ileana constantemente se peina y luego se hace papelillos, primero estimula la ley contra Cuba(H-B), Cuba se defiende(L.88), sus soldaditos (los 75) cumplen lo que ella manda, la ley en Cuba los sentencia por la violación(L.88), la Iglesia intercede por ellos, e Ileana en ves de estar agradecida por la benevolencia, esta anonadada, este caso me recuerda el refrán que dice que “no hay peor astilla que la del mismo palo”.