¿Por qué un Partido Único? “Segunda Parte”

Por El discípulo

Dada la polémica que suscitó el Artículo ¿Por qué un Partido Único? Y conociendo también que los argumentos para demostrar la tesis que en Cuba no hace falta ni es necesario más partidos me han estimulado a escribir esta 2da parte para seguir compartiendo un grupo de ideas con los lectores de este Bloc.

Para poder entender por qué en Cuba existe y defendemos la idea de un Partido Único y con esto no se violan los preceptos de democracia, hay que entender que papel juega el PCC en la sociedad cubana pero no solo en teoría sino en la práctica diaria y cotidiana sobre la base de la realidad.

¿Cómo está diseñado nuestro sistema político social?

En todas las sociedades existen los tres poderes, el Legislativo, el Ejecutivo y el Judicial. En el caso de Cuba el único órgano con poder legislativo es la Asamblea Nacional constituida por más de 600 miembros, que son nuestros Parlamentarios o Diputados, en estos diputados se encuentra representado todos los sectores de la sociedad estudiantes, obreros, campesinos, artistas e intelectuales, deportistas, científicos, religiosos…, también se encuentra representada todas las regiones del país proporcionalmente. Algunos de ellos son militantes del Partido y otros no lo son. No constituye requisito ser militante del Partido para ser Diputado a la Asamblea Nacional. En la Asamblea no existe derecho al Veto, por parte de nadie, ni la firma presidencial para aprobar una Ley. Nadie está por encima de la Asamblea, las leyes se tienen que aprobar por mayoría simple. Por lo que podemos concluir que el poder Legislativo en Cuba no representa los intereses de ningún Partido, sino representa los intereses de toda la sociedad.

Para ser candidato a Diputado, el Partido no puede postular a ningún candidato, sin embargo ese derecho si lo tiene la sociedad civil cubana, como es el caso de los sindicatos, la Federación Estudiantil Universitaria, la Federación Estudiantil de la Enseñanza Media, la Asociación de Agricultores Pequeños, la Federación de Mujeres Cubana y otras. De sus propuestas se nutre el 50 % de los miembros de la Asamblea Nacional, el otro 50% surgen de las propuestas en las asambleas de vecinos, en los barrios, que las llamamos circunscripciones, allí los vecinos proponen varios candidatos, sin campañas electorales, solo por los méritos y condiciones de esas personas. De todas las propuestas a través del voto directo y secreto son elegidos los Delegados a las Asambleas Municipales, y estas a su vez proponen a los Delegados a las Asambleas Provinciales y al 50% de los Diputados a las Asamblea Nacional. Siendo todos ellos, tanto los propuestos por la Sociedad Civil como los propuestos por las Asambleas Municipales, puestos a consideración del pueblo nuevamente, en sufragios directos y secretos.

Las comisiones electorales de las circunscripciones están constituida por los propios vecinos, para lo cual no devengan ningún salario, lo hacen de forma voluntaria. El conteo de los Votos se hace ahí en el mismo barrio, donde se ejerció el sufragio, de forma pública en la cual pueden participar como observadores todos los vecinos y todo el que quiera. En estas últimas elecciones participaron unos 300 000 mil voluntarios que garantizaron el proceso eleccionario, hasta los niños participan garantizando la transparencia de nuestras elecciones. Realmente esta forma de hacer democracia, ¿no garantiza el Poder del Pueblo?, ¿no garantiza los intereses de la mayoría de la sociedad?, ¿no garantiza las libertades civiles y la verdadera participación del pueblo en los destinos del País? Si se han percatado el Partido no interviene en ninguno de los momentos de este sistema, el papel del Partido es velar porque se cumplan estos preceptos democráticos, y que todo el proceso funcione sobre la base de la legalidad de lo que está establecido, garantizando la calidad de los comicios. Esta es la realidad, que nuestros enemigos la manipulan, la tergiversan, y la distorsionan, también es una realidad. Que no es perfecto, estamos claro, como toda obra humana es perfectible, creo que puede ser mucho más democrático y más participativo.
Solamente he mencionado como funciona el sistema democrático cubano con el Poder Legislativo. El Poder Ejecutivo y el papel que juega el Partido con éste, es material de otro Artículo.
Para concluir con esta 2da parte a los que les gustan los números y las comparaciones. Les muestro los resultados de las elecciones Parciales de Delegados a las Asambleas Municipales del 2010.
El 91,11 % de la población se identificó con un candidato buscando que lo represente, legitimizando nuestro sistema democrático, en total fueron 7 millones 478 mil 760 cubanos. El 8,89% de la población 1 millón 83 mil 510 cubanos, no simpatizaban con ningún candidato, no pudieron ejercer su derecho al voto por encontrarse fuera de su localidad y también se incluyen en ese total los que no creen en nuestro sistema político. Los invito a que busquen uno solo de ese millón y un poquito de cubanos que hayan sido reprimidos o expulsados de su trabajo o cualquier forma de agresión física o psicológica, cuando se enteren de algún caso por favor me lo informan para publicarlo en nuestro bloc. Nos vemos en una tercera temporada.  Que comience el debate.

Anuncios