A la amiga Antonia de España.

Querida amiga:

Existe ahora entre nuestros enemigos en España y otros lugares, la costumbre de hacer aparecer la elección del compañero Raúl como una sucesión dinástica, inclusive han empezado a denominar al Período de Gobierno a partir del 1ero de enero de 1959, la “Dictadura de los Castro”. Un comentario tuyo en este blog mostraba que, como muchos españoles desconoces la magnitud real de la figura de Raúl en nuestra historia.

No voy a agregarte alguna biografía de Raúl. Nuestro Presidente y General, (como otros lo han sido en nuestro país, comenzando por Carlos Manuel de Céspedes, el Padre de la Patria), es una persona que no gusta de la parafernalia mediática como otros que se pasan la vida exhibiéndose. Y algo increíble, aunque existe mucha literatura en Cuba, que de manera dispersa relata hechos relacionados con la vida de Raúl (para los cubanos es simplemente Raúl), no existe una biografía expresamente escrita acerca de su vida. El texto que más información da a mi entender es “Todo el tiempo de los Cedros” de la periodista y escritora cubana, Katiuska Blanco, que habla de la vida familiar del hogar Castro Ruz.

De lo que se publica acerca de la figura de Raúl en Internet, la versión de Wikipedia en español, es la más seria, y menos agresiva con nuestro Presidente. Sin embargo, episodios tan abarcadores, como la lucha en la Sierra Cristal, donde sus tropas libraron combates tan importantes como Imías, la toma del poblado de Moa, los combates contra las tropas de Sosa Blanco, el combate de la Lima, y otros más, son reflejados en solo unas míseras dos líneas. En esa misma Wikipedia, algunos reyezuelos europeos de cuarta y quinta categoría, de alguna lejana dinastía, tienen tanta información en sus biografías, que la impresión de esas Wikis alcanza a veces las cien páginas.

En el libro entrevista de Ignacio Ramonet “Cien horas con Fidel”, nuestro Comandante en Jefe, también se refiere a episodios de la vida de Raúl. Pero bueno, en estos tiempos tan audiovisuales, te voy a regalar un testimonio gráfico de más de 50 años. Son fotos de una entrevista concedida al triunfo de la Revolución Cubana por Raúl. Este ejemplar de la Bohemia de la Libertad en sus tres números, son de mi propiedad personal. Te cuento esto, porque cierta persona en este blog ha cuestionado a veces la existencia de esos números de la revista en Cuba, y de que si los datos que muestran son falsos. Bueno allá él con su trasnochada resaca de borrachera en seco.

Qué quiero, que aprecies varias cosas en el material:

Primero, desde enero de 1959, ya los miembros del Ejército Rebelde consideraban a Raúl su segundo al mando, es decir, eso incluye a los Comandantes Camilo Cienfuegos, y Ernesto “Che” Guevara.

Segundo, ya desde entonces Raúl insistía en algo que ahora retoma, el respeto a las instituciones, y la idea de que la institucionalidad está por encima de las figuras políticas. Su frase “Mi candidato presidencial es un programa” es muestra de ello.

Tercero, su abierto antimperialismo y su intransigencia revolucionaria, expresada en la frase “Es posible que yo muera sentado, pero ni los americanos ni nadie me verán arrodillado”, da muestra de esas cualidades. Por eso, entre otras cosas, no lo quieren los yanquis, ni nuestros adversarios cubanos.

Bueno amiga. Esperamos seguir contando con tu presencia en nuestro blog.

Saludos cordiales,

Eduardo.