¿Por qué un Partido Único?

Por El Discípulo

No hay una ocasión en que los enemigos de la revolución cubana no usen como uno de los argumentos para demostrar que en Cuba no hay democracia y que su destino está regido por una dictadura, es la repetida consigna de la existencia de un solo Partido, el Partido Comunista de Cuba conocido por sus siglas (PCC). Para nuestros enemigos, que están muy bien informados, y que conocen cómo funciona el sistema democrático cubano, no me voy a desgastar en rebatirle sus argumentos porque hasta ellos mismos saben que no tienen bases ninguna, estas ideas van dirigidas a aquellos que desconocen de por qué en Cuba debe haber un partido único y el papel que este juega en la sociedad. Aclaro esta es la visión de un joven universitario cubano.

Si revisamos la historia de Cuba, la primera guerra por la independencia del yugo colonial español en el siglo XIX, conocida como la guerra de los 10 años, fue un fracaso fundamentalmente por la falta de unidad de los cubanos que la llevaban a cabo.

Existían en aquella época tres instituciones o centros de poderes, la Cámara de Representante, el Gobierno en Armas, y el Ejército y diferentes territorios o regiones que se encontraban en lucha. La división fue la causa fundamental que condujo a que no se lograra el éxito de aquella campaña.

José Martí que con su visión política y sus profundos conocimiento e interpretación de la historia, identifica este elemento de la unidad como indispensable para garantizar el éxito de la lucha, por lo cual creó el Partido Revolucionario Cubano (PRC), con el objetivo de cohesionar en un mando único a todas las fuerzas que tuvieran como fin la independencia de Cuba. Superándose así las contradicciones de diversos carácteres existentes en las filas de los patriotas revolucionarios.

En las sólidas bases del PRC se destaca su conformación proletaria con la emigración cubana en Cayo Hueso donde es miembro el marxista Carlos Baliño líder de los tabaqueros.

Sólo la unidad de los revolucionarios podía conducir a la unidad del pueblo, sin unidad era imposible enfrentarse a un enemigo tan poderosos en aquella época, y conquistar la independencia. Para ello se requería de un solo Partido, en el que estuvieran sentados en los trabajadores.

Durante la seudo república donde supuestamente éramos independientes con una Enmienda Platt. No fue posible lograr un partido único de los revolucionarios, nos habían impuesto el sistema político burgués de muchos Partidos, donde predominaba una nación dividida en clases sociales antagónicas y diferentes niveles de conciencia.

En la Revolución del 33 del siglo XX, una vez más no se logra la independencia definitiva por causa de la falta de unidad. Por una parte luchaban los comunistas liderados por Rubén Martínez Villena, impulsores de la huelga general obrera que derroco al gobierno de Machado, por otro lado las fuerzas representadas por Antonio Guiteras profundamente antiimperialistas, inspirador de este Blog, pero sin embargo toda esta fuerza revolucionaria no logró unirse en una estrategia de lucha común y pudo ser aplastada por Batista y las intromisiones del gobierno de los Estados Unidos.

De nuestra propia experiencia histórica ha brotado, pues, la gran lección: “Sin unidad nada pueden alcanzar en su lucha los revolucionarios y el pueblo cubano”.

Cuando triunfa la Revolución el 1ro de enero de 1959, comienza una nueva etapa en la lucha por nuestra independencia, y no es que no se haya alcanzado la libertad definitiva ese día, es que desde ese mismo instante y hasta nuestros días la guerra no ha concluido, y el que tenga alguna duda de que Cuba lleva 50 años en una guerra constante y permanente, que no ha parado un solo día, en la cual se han empleado todos los métodos de luchas conocidos, desde la amenaza de ataque nuclear, guerra biológica, la invasión directa, el terrorismo, la subversión, la lucha guerrillera, la guerra económica, la guerra ideológica. etc. y llevada a cabo por el imperio más grande y poderoso conocido en la historia de la humanidad. No estoy exagerando ni un ápice. En el texto “Cuba Demanda al Gobierno de los EUA por Daños Humanos y Económicos”, se encuentran todas las pruebas documentales y testimoniales de esta guerra. ¿Cómo es que una isla insignificante en tamaño, con 11 millones de habitantes, subdesarrollada, sin recursos naturales ni riqueza económica alguna, aislado y a menos de 200 km. de ese imperio, ha logrado resistir 50 años de guerra y dispuesta a seguir resistiendo 50 años más?

Porque desde el mismo triunfo de la Revolución y conociendo la importancia de la unidad, surgieron las Organizaciones Revolucionarias Integradas (ORI), con la fusión del Movimiento 26 de Julio, el Partido Socialista Popular y el Directorio Revolucionario 13 de Marzo, las tres organizaciones habían enfrentado heroicamente al terror de la tiranía y manteniendo los principios, constituyeron el núcleo fundador del nuevo Partido. Además el Partido debía integrarse por hombres y mujeres que aceptaran voluntariamente pertenecer a él. Hombres y mujeres ejemplares en el cumplimiento de las tareas que se le eran encomendadas. Planteadas en el terreno de la defensa, la producción, el activismo social, de probada honestidad e intachable en su conducta cotidiana. Ser militante del PCC no constituye ningún privilegio ni ventaja, solo mayor disciplina, sacrificio, más tareas, responsabilidades, motivados por el amor a la Patria y su ilimitada lealtad al pueblo.

He aquí la fórmula que nos ha permitido enfrentar esta larga y dura lucha. Mientras se mantenga esta agresión y se vea amenazada nuestra independencia, no vamos a renunciar jamás a lo que nos ha garantizado la Victoria Siempre.

El enemigo intenta desacreditar a nuestro Partido, no porque sea el único, sino porque su existencia y labor garantiza la unidad de nuestro pueblo.

El pueblo cubano decidió tener un Partido único precisamente para alcanzar la unidad nacional revolucionaria, sin la cual le sería imposible defender su patria libre, democrática y socialista.

El PCC perdura, se fortalece, y crece, aún en la adversidad de estos años, porque el pueblo cubano quiere.

El PCC es la conciencia vigilante y la columna vertebral de la resistencia de la nación cubana.

¿Un partido único puede corromper la democracia? ¿Un Partido único es antítesis de la democracia?

Estas son preguntas que daré mi visión en la próxima nota.