El pie forzado

Por El Poeta

Ahora las huelgas de hambre
quieren ponerse de moda
y la gusanera toda
cuelga el diente de un alambre.
Los de allá sin un calambre
y con instinto asesino
insitan a Peregrino,
mientras el pobre no sabe
que si él rechaza el casabe
ellos celebran con vino.

pd: Espero por su pie forzado…

Anuncios