¿Hay o no elecciones en Cuba?

Por:Tatu
El periódico español elpais.com (quién si no) publica que en cuba “la oposición cubana pide un referéndum para acabar con el ayuno de Fariñas”, la disidencia, según el diario, se propone que el pueblo se pronuncie sobre los presos políticos.
La propuesta consiste en que el próximo 25 de abril, durante las elecciones municipales (esta parte no le debe gustar mucho a los editores del país, porque todos los días dicen que en Cuba no hay elecciones) se le pregunte al pueblo sobre lo que haría con los presos políticos, las opciones son: 1. Que todos sean puestos en libertad. 2. Que se libere a los enfermos por razones humanitarias. 3. Que no se libere a ninguno.
Más adelante se refiere el artículo a que Fariñas está ingresado en la sala de terapia intensiva del hospital provincial de Santa Clara y que su estado es “grave”. Es curiosa la situación que se describe sobre Fariñas, teniendo en cuenta que todos los días ofrece varias entrevistas, como hace unos días al programa de la televisión española, 59 segundos, donde la voz se le escuchaba bastante fuerte, sobre todo para alguien que lleve 45 días de huelga de hambre, pero bueno ya él nos ha demostrado su fortaleza física, recuerden que en una ocasión estuvo ¡7 meses! de huelga de hambre.
El comunicado de los “opositores” critica también a los periodistas cubanos por llamar mercenarios a los “disidentes” y prisioneros comunes a los “valientes luchadores” por los derechos humanos. Varias veces el gobierno cubano ha mostrado las pruebas que demuestran que todos estos “pacíficos luchadores” reciben dinero de la oficina de intereses de los Estado Unidos y de las embajadas europeas que como fieles corderos siguen las órdenes del amo. Algunos como las autodenominadas Damas de Blanco, reciben dólares de Santiago Álvarez Fernández Magriñat, personaje con una larga historia terrorista y que fue quien introdujo a Luís Posada Carriles a Estados Unidos.
El pueblo de Cuba acudirá en masa a las mesas de votaciones el próximo 25 de abril, para con su voto, consolidar aún más a la Revolución cubana y sus conquistas sociales.