Inicio » Posts tagged 'Raúl'

Archivo de la etiqueta: Raúl

El enemigo en casa


cuba enemigo

El peor enemigo es el propio…aquel del que no esperas el golpe.

Por: Harold Cárdenas Lema ((harold.cardenas@umcc.cu)

Tengo un catalejo, con él la Luna se ve, Marte se ve, pero el meñique del pie: no se me ve” (Buena Fe)
¿Cómo podemos identificar a un enemigo? ¿Por sus palabras amenazantes, su mirada o su aspecto intimidatorio? No, el enemigo se reconoce por el efecto dañino que nos provoca y en ocasiones es quien menos imaginas. Cuba ha tenido un enemigo histórico a 90 millas, esto hace que apelemos constantemente a él cuando mencionamos amenazas y esto se ha convertido en un cliché que en los últimos tiempos nos hace desestimar ese real enemigo externo y enmascara a los internos. Vale recordar hoy: ¿quién es el enemigo?
Recientemente un periodista de Matanzas (provincia vecina a la capital y famosa por acoger la más famosa playa cubana: Varadero) intentó hacer un reportaje sobre el sistema de salud en Cuba, investigando encontró que de los más de 644 consultorios médicos ubicados en la provincia matancera, solo 15 de ellos tenían un licenciado en enfermería, es decir, el apoyo que necesita un médico especializado para realizar su labor. Incluyó estas cifras con las otras que conformaban su análisis periodístico, sin siquiera darle demasiada importancia a un asunto que ya de por sí sugería un reportaje investigativo muy interesante y necesario.
Al presentarle el trabajo a su jefe inmediato, este le aclaró que “eso está bien para un medio nacional pero para Internet no, porque la salud es un logro de la Revolución y no podemos darle argumentos a nuestros enemigos”. (más…)

Hacer política


politica-cubaPor: Harold Cárdenas Lema (harold.cardenas@umcc.cu)

Hace 2300 años Aristóteles escribió que el hombre es un zoon politikon, un animal político en toda su expresión, y tenía razón. Desde la antigua Atenas hasta ahora, los funcionarios públicos necesitan del respaldo popular para su gestión, necesitan hacer política porque ella es la que crea el consenso que los legitima en el poder. Por su parte los ciudadanos tienen el derecho de participar activamente en la política, tiene sentido si tenemos en cuenta que las decisiones que se toman en este campo influyen directamente en sus vidas. Desde la antigüedad hasta ahora ha sido necesario hacer política a todos los niveles.

Con el triunfo de la Revolución Cubana, en pocos años se cumplieron las promesas que cinco décadas de República no habían podido satisfacer y esto dotó al nuevo Estado revolucionario de una autoridad moral inédita en la historia nacional, el consenso político estaba construido sobre bases sólidas. Este pudo mantenerse durante mucho tiempo gracias al magnetismo de Fidel Castro y sus métodos de dirección, incluso durante el Período Especial la ideología nacional resistió los embates provocados por la necesidad. La política se hacía a diario y se personificaba principalmente en la figura del líder, esto traía consigo varios problemas pero estos no se harían tan evidentes hasta su salida de la política oficial. (más…)

Teleología del cambio


cambio-cubaPor: Harold Cárdenas Lema (harold.cardenas@umcc.cu)

Cuba es ahora el país de lo posible, en los últimos años nos hemos transformado más que en varias décadas de historia, sin embargo las incertidumbres persisten. ¿Cuál es el objetivo final de ese cambio? ¿A dónde vamos? ¿Existe algún plan respecto al futuro del país? ¿Cuál es el papel de los ciudadanos? Estas son algunas de las preguntas que existen en torno a un país que cambia.

Los cubanos nos sentimos mucho más identificados con una nación que cambia que una estática, es por eso que nos interesa tanto conocer cuál es la dirección que tomamos, y cuál es el objetivo final. Si no conocemos esto, ¿cómo podremos medir cuánto hemos avanzado? ¿Cómo puede existir consenso social respecto a un modelo de país al que aspiramos pero todavía sigue siendo vago en detalles? No se trata de encontrar certezas en una obra que se construye paso a paso, pero sí deberíamos buscar garantías de algún tipo.

 Algunos dicen que existe un Plan Maestro, otros creen que en nuestro rumbo predomina la incertidumbre, otros ven en los Lineamientos una dirección definida, el caso es que el asunto no está claro para muchos. Conocer el rumbo es muy importante, la Revolución del 59 triunfó porque existía un plan definido y el Programa del Moncada dejaba claras las metas, los Lineamientos palidecen junto a la obra que escribió Fidel encarcelado y cuyas metas ya están mayormente cumplidas. Leyendo los Lineamientos podemos saber más cuál es el país que no queremos que el que estamos buscando, resulta necesario para corregir el rumbo y salvar las finanzas del país pero el economicismo tecnocrático no aúna voluntades ni nos dice cuál es el puerto al que nos dirigimos.

Por otra parte, el cambio es esperanzador pero este no significa que sea automáticamente para bien porque el rumbo se lo dan los (más…)

Hablar con el corazón


hablar_corazon Creo que fue hace dos a tres meses.

Que comprendí que el único modo real

de decir todo era,

Sencillamente decir todo.

Guillermo Rodríguez Rivera

Por: Roberto G. Peralo (roberto.peralo@umcc.cu)

Desde niño mis padres trataron de enseñarme a decir siempre la verdad como la estaba sintiendo. No fueron pocos los regaños para tratar de formar ese valor en mí. Pero se les olvidó enseñarme a lidiar con las consecuencias de hablar con el corazón.

Una escena del primer capítulo de la serie “Espartaco: la guerra de los condenados”, se suscita un dialogo entre Espartaco y uno de sus seguidores. El cual sin saber que estaba hablando con el mismísimo “Gran Líder” se queja de las condiciones paupérrimas en las que estaban viviendo. Cuando se percata con quien estaba conversando el miedo lo invade y trata de pedir disculpas pero Espartaco lo interrumpe diciéndole: “Puedes estar hambriento o no tener una cama caliente, pero mientras yo respire tienes libertad de hablar con el corazón. Hasta en contra del “Gran Hombre sobre la Colina”.

Esta escena me motivó a reflexionar un poco sobre esta problemática en nuestra sociedad, la cual me provoca la pregunta ¿Por qué Raúl Castro convoca a la sociedad cubana “…a acostumbrarnos todos a decirnos la verdad de frente… discrepar incluso de lo que digan los jefes, cuando consideramos que nos asiste la razón…”? Y nada menos que en el discurso clausura de la Primera Conferencia Nacional del Partido. ¿Acaso esa no debe ser la práctica cotidiana de un revolucionario? Estoy convencido que en nuestra sociedad, en los espacios establecidos, los cubanos no estamos hablando con el corazón.

Una de las causas, y no la única, la plantea Raúl en ese mismo discurso cuando expresa “…Hay que estar dispuestos a buscarnos problemas defendiendo nuestras ideas y enfrentando con firmeza lo mal hecho…” Me pregunto ¿Por qué hay que buscarse problemas al decir lo que uno siente? ¿En qué manual de dirección o reglamento está escrito que hay que humillar, sancionar y hacer sufrir a un subordinado porque plantee un problema que está afectando el funcionamiento de la organización o la sociedad? Estoy hablando de un fenómeno, que no es así en todos los casos, pero lamentablemente constituye método y estilo de trabajo de algunos directivos y funcionarios.

¿Cuantos ciudadanos están dispuestos a “buscarse problemas”? Conozco casos que han cometido la osadía de enfrentar lo que ellos creen que está mal hecho y el precio que han tenido que pagar, ha sido muy alto. Alguien que tenga que vivir una experiencia semejante a esta: ¿seguirá siendo la misma persona? ¿Se borrará de su subconsciente los sufrimientos provocados? ¿Las personas que conocieron de lo ocurrido se atreverán, en algún momento, a ser tan osados? Después queremos ver como victoria la rectificación de las injusticias cometidas con “los busca-problemas”. ¿Cuántos hombres honestos y revolucionarios ha perdido la Revolución por hechos como estos?

Raúl decía, en esa misma intervención, que era necesario “fomentar un clima de máxima confianza y la creación de las condiciones requeridas en todos los niveles para el más amplio y sincero intercambio de opiniones, tanto en el seno de la organización (PCC), como en sus vínculos con los trabajadores y la población, favoreciendo que las discrepancias sean asumidas con naturalidad y respeto”. Estoy de acuerdo con él, no existen condiciones para el intercambio sincero de opiniones. Siendo los máximos responsables los funcionarios por tomar represalias con los “criticones”; los subordinados por dejarse dominar por el temor y en ocasiones, por actitudes oportunistas, asumir posturas indolentes y apáticas con lo mal hecho; y también a los funcionarios de organismos superiores que justifican estas malas prácticas como un exceso de recelo revolucionario.

Reconozco que son alentadoras las estadísticas ofrecidas por la Contralora General cuando develó que con la gestión del extinto Ministerio de Auditoría y Control el 99 por ciento de las denuncias de la población eran anónimos, hoy con las acciones y la implementación de un grupo de medidas el 76 por ciento de ellas son identificadas.

Resulta trascendental y estratégico el vínculo dirigente-pueblo en los momentos actuales del proceso revolucionario. Resultaría muy peligroso para el futuro de nuestro sistema social, que el cubano no confíe en los espacios creados para expresarse y en cambio busque espacios informales para hablar con el corazón. Creo que es importante fomentar una verdadera cultura del debate donde el ciudadano no sienta la necesidad de autocensurarse. Hablar con el corazón no puede convertirse en una utopía sino en práctica diaria.

Al borde del des-Mayo


romerias-de-mayo

Inauguración de las Romerías de Mayo

Por: Harold Cárdenas Lema

El primer aguacero de mayo me sorprendió el día primero en camino a la capital, rumbo a las Romerías de Mayo y con un cansancio mortal por el desfile de ese día en la mañana, empezaba el mes y me mojé para la buena suerte, por si acaso…

Me recibió Carlos Alberto Pérez en una esquina de una calle que este guajiro no se sabe el nombre, me llevó por otra desconocida a un reparto de cuyo nombre no quiero acordarme, a casa de su tocayo Carlos Almaguer. Allí me albergaron gracias a la hospitalidad que propician las redes sociales y las buenas intenciones, dormimos muy poco esa noche, apenas dos horas.

Llegamos a las 4:00 am al aeropuerto internacional José Martí, mi primer viaje en avión, aunque fue un viaje corto en que no salimos de los límites nacionales fue una experiencia tremenda. Los dos Carlos me acompañaban, ambos blogueros, pero me llamó la atención que el creador de La Chiringa de Cuba padeciera durante y después del vuelo los afectos de la presión en los tímpanos, cualquiera creería que una chiringa estaría acostumbrada a esos avatares.

En Holguín nos esperaba Luis Ernesto Ruiz, que desde el comienzo se ha convertido en guía y compañero de nosotros. Confieso que me acecha cierto complejo de culpa por estar acá mientras tantos amigos, hermanos y colegas de la blogosfera no están compartiendo acá con nosotros, lo interpreto no como privilegio vano sino como una responsabilidad enorme sobre nuestros hombros.

Esta ciudad se nos ha presentado como algo mágico, una fiesta a la que hemos llegado oportunamente y no cesa de impresionarnos, desde la hospitalidad que se respira caminando en las calles hasta la belleza de sus mujeres. Carlos y yo estamos suponiendo que el Período Especial no pasó por aquí.

Hoy la curiosidad me llevó a conocer dos viejitos que me encontré en una esquina tomando ron y cuando les dije que venía de Matanzas, a esa hora uno era descendiente de Pérez Prado y el otro conocía la provincia de memoria. Gente sencilla y de una humildad extrema pero con cuotas de dignidad que muchas veces no encuentras en los lugares más encumbrados. A veces la vida nos recuerda que la felicidad, aunque facilite mucho las cosas, no es tan sencilla como la acumulación de bienes materiales.

Ahora comienzan las Romerías de Mayo en todo su esplendor, esta es la ciudad de los parques y en cada uno constantemente se realizan actividades de todo tipo. Una locura creadora semejante a la que vivió Cuba al inicio de la Revolución, quizás estemos necesitando algo semejante en términos políticos, que la Revolución Cubana vuelva a ser tan revolucionaria como es de cubana.

Se siente extraño pisar las calles en las que Guiteras armara un inmenso movimiento clandestino, la provincia que vio nacer a Fulgencio Batista y un cuarto de siglo después diera a luz a Fidel y Raúl con cinco años de diferencia, sin duda se trata de un lugar de contrastes. No puedo evitar pensar en un Reinaldo Arenas formándose aquí, antes que anocheciera, cuando la política cultural cubana aún no lo había excluido y ocurriera su conducta posterior.

Sin duda ha corrido mucha agua desde el primer aguacero de mayo que me sorprendiera en Matanzas rumbo a la Habana, 48 horas después lo real maravilloso se pone al alcance de la mano y las Romerías de Mayo se convierten en lugar de reunión para blogueros de otras provincias que aún están por venir. Los próximos días prometen pero son tantas las actividades que no hay tiempo para dormir; conversando de madrugada con los muchachos de Buena Fe, tratando de no perderse los conciertos de rock o trova, compartiendo con los blogueros holguineros y escribiendo casi al amanecer un post. Estoy al borde de un des-Mayo.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 4.361 seguidores

%d personas les gusta esto: