Estadísticas

  • 2,438,018 visitas

Haga click para recibir notificaciones de nuevos artículos y comentarios por e-mail.

Únete a otros 8.962 seguidores

Código de ética de LJC

LJC debe verse como un espacio de polémica franca y respetuosa, que propicia la confluencia de opiniones en un lenguaje tolerante con la opinión ajena. En sus artículos y comentarios no se permitirá el fomento de la agresión, ni discursos sordos que no tomen en cuenta los argumentos de los demás.

Archivos

Statcounter

wordpress analytics
free counters

Bloguero a la fuga…


roberto-peralo

Roberto Peralo se encuentra desaparecido desde hace un mes... cualquiera que sepa de su paradero por favor que se comunique a través del correo lavandopañales@gmail.com.

Roberto Peralo se encuentra desaparecido desde hace un mes… cualquiera que sepa de su paradero por favor que se comunique a través del correo lavandopañales@gmail.com.

Hoy queremos pedirle disculpas a los amigos que nos visitan porque en los últimos tiempos no hemos podido dedicarle todo el tiempo que quisiéramos al blog, entre los hijos de Osmany y Roberto, o los días de construcción que ha tenido Harold en casa, ha sido muy difícil para nosotros. Para septiembre ya estamos guardando algunos posts de interés, entrevistas y una nueva sección de audio con un formato muy parecido a un podcast.

Exportar e Importar: he ahí la cuestión


economia-cubaPor: Jorge Morales

Recientemente mi hermana más pequeña adquirió una laptop con buenas características y calidad que fue traída a Cuba por uno de los muchos cubanos que se han hecho ciudadanos españoles. La bendita computadora costó menos de 380 dólares en los EE.UU y fue vendida aquí por 500 CUC. ¿Qué tienen que ver mi hermana y su nueva laptop con importar-exportar? Pues todo y nada.

En la empresa donde trabajo se le compran computadoras y piezas a Copextel S.A, a precios mayores de los que ofrecen las personas naturales que se dedican a importar desde Ecuador, EEUU, Panamá y hasta España. Sé que el bloqueo es recio con nuestro país pero… ¿por qué no se promulgan medidas que lo burlen? Me causa dudas la eficiencia de nuestro sistema de importación.

Para mí resulta una locura que personas naturales con un sinfín de restricciones, donde el carácter no comercial de lo que importan está bien definido, donde traen sus cosas pagando caros pasajes de avión, aun así sean más rentables y eficientes que empresas estatales que importan por mar y con facilidades de distinto tipo.

Cuando le menciono al director económico de mi empresa las características y precio de la laptop de mi hermana, me menciona que para adquirirla con esas características lo tendría que hacer por más de 3 veces el precio de lo que la compro mi hermana. Esto lo dice mientras se le ve en el rostro una mezcla de sorpresa y desilusión.

Muchos me hablarán del bloqueo, las restricciones a los movimientos de mercancías hacia Cuba y su alto coste, pero algo no funciona bien cuando personas naturales ofertan precios hasta 2 y 3 veces menores que las empresas cubanas. Y estas personas tengan su negocio pagando muchos gravámenes como el impuesto en el aeropuerto por el peso de los productos, el transporte de los mismos, las personas que los acompañan si el peso a traer es demasiado, etc.

Solo hay que entrar a Revolico para ver cómo funciona este negocio y el precio de todo en Cuba. Los precios a los productos informáticos son mucho menores de los que oferta al ciudadano cualquier empresa estatal cubana. Lo más interesante es que son productos importados y los dueños los venden sin ninguna preocupación porque no provienen de la bolsa negra, no son robados de ningún lado sino simplemente importados por avión (aunque el carácter comercial de los vuelos no es permitido).

Mi pregunta es: ¿quién termina siendo ineficiente? Pues la empresa cubana a la que le venden productos a precios muchos mayores que en los países del área y luego es la misma empresa que tiene que competir con sus similares en la región. Cuando llega el momento de ser competitiva, además de esta locura importadora ya tiene las manos atadas por el bloqueo económico.

A este paso nuestra propia empresa resulta ineficiente no por su funcionamiento, sino por las restricciones que la limitan. Me gustaría escuchar bajo qué principio sostenemos la prohibición a que las personas naturales importen y exporten, una medida coercitiva que quizás termine costándonos más de lo que nos imaginamos. El desarrollo del país se mide de muchas formas pero definitivamente el balance comercial de las importaciones y exportaciones es fundamental para que se desarrolle el mismo.

Si se ha dado un paso fundamental en fomentar la pequeña empresa (cuentapropista), ¿por qué no dar pasos reales para fomentar la relación entre estas y nuestra empresa estatal? ¿Saben qué pasaría si se permitieran las importaciones-exportaciones? Nada, lo mismo que ocurrió cuando permitimos la entrada a los hoteles, la compraventa de casas o autos y eliminamos la restricción a viajar. Simplemente se demostraría en la práctica lo absurdo de la medida anterior y nos lamentaríamos de no haberlo hecho antes.

Un amigo trabaja en una empresa estatal donde compraron un servidor DELL a Copextel SA, en teoría con un año de garantía, al mes se rompió la fuente de energía del mismo y le dijeron que simplemente en el país no hay reemplazo. Aunque él dio berrinché en distintas instancias y el servidor estaba en garantía, la fuente no se pudo importar. Su historia no termina ahí, ya vencida la garantía de un año, nunca se le dio solución a su problema y todavía su servidor no funciona, no ha tenido solución de Copextel.

Les aseguro que en menos de una semana mi amigo tendría su problema solucionado si el arreglo del servidor no estuviera limitado solo a una empresa estatal. La empresa tiene el dinero para adquirir la fuente de energía y cualquier persona que se dedique a eso en una semana le trae la pieza de la mismísima fábrica si es necesario con garantía y todo. Tiempo y recursos perdidos por ineficiencia o mala gestión.

Propongo:

– Conceder licencias para importar o exportar productos a personas naturales cubanas (cuentapropistas)

– Cobrar razonablemente por la importación de los mismos (digo razonablemente porque siempre nos vamos a los extremos)

– Crear espacios donde los importadores puedan vender sus productos.

– Cobrar impuestos sobre las ganancias de estos importadores/exportadores

– Que puedan los importadores venderle sus productos a la empresas estatales y contraigan obligaciones por esto.

– Mantener la protección a los productos de producción nacional.

El sistema de importación-exportación informal debe formar parte de las PYMES cubanas, el Estado está perdiendo cuantiosas sumas por la no organización, reconocimiento o control real de este fenómeno que vino para quedarse. Aunque no se perciba mucho Cuba se mueve, quizás sea hora de que la economía y los decisores de ella puedan moverse a la misma velocidad.

Tags:

importar,exportar,laptop,copextel,estados unidos,cuba,ecuador,panamá,España,computadora,piezas,bloqueo,restricciones,mercancias,aeropuerto,pais,funcionamiento,empresa,cubana,cuentapropista,hoteles,autos,casas,compraventa,energia,fabrica,pymes,velocidad

En construcción


blog-construccionDurante todo el día de hoy estaremos haciendo cambios en el diseño del blog, invitamos a los amigos que nos visitan a que participen con nosotros del nuevo look que iremos construyendo juntos. Esperamos que sus comentarios y opiniones en este post se refieran a cómo les gustaría que fuera dicho diseño.

Desde el surgimiento del blog, sus creadores hemos buscado que aquellos que nos visitan y reciben nuestros artículos por correo, se sientan parte del proyecto y participen activamente en la evolución de este. Esperamos su participación y aunque las opciones técnicas son muy limitadas, buscaremos que la nueva imagen de La Joven Cuba sea del agrado de aquellos que nos visitan.

Un saludo desde Matanzas.

LJC

El principio de la incertidumbre


incertidumbre Por: Harold Cárdenas Lema (harold.cardenas@umcc.cu)

En 1926 el científico alemán Werner Heisenberg formuló su famoso principio de incertidumbre que se refiere a la imposibilidad de medir simultáneamente la posición y velocidad de las partículas. Siguiendo esa lógica, los cubanos estamos en un estado semejante, nos resulta difícil determinar con precisión dónde estamos y hacia dónde vamos.

Conocemos ese sentimiento, entre los escombros del muro de Berlín yacen las certezas que durante décadas pudimos tener y luego se transformaron en inseguridades. Los paradigmas del pasado dejaron en su lugar muchas preguntas, los modelos a seguir fueron olvidados y la llegada del hombre nuevo se pospuso, cuando creíamos que ya había llegado.

Debo aclarar que cierto grado de incertidumbre está implícito en todo proceso revolucionario, como tantas veces a lo largo de la historia, los sujetos de tales movimientos sociales sufrirán avances y retrocesos en muchas ocasiones antes de tener el resultado anhelado. Hace un tiempo me contaron en tono de chiste que la etapa más difícil en la construcción del Socialismo son los primeros 500 años…tuve que responder con una sonrisa dolorosa.

Durante un tiempo me pregunté cómo fue que los cubanos logramos sobrevivir al Período Especial de los 90, o al menos cómo fue que se mantuvo la unidad en momentos tan difíciles, fueron varias las causas pero destaco una en este momento: creíamos que se podía regresar atrás. En los 90 queríamos regresar al nivel de vida que existía en los 80 y esa meta lo hacía todo posible, aún los beneficios de la década anterior estaban frescos en nuestra memoria.

La incertidumbre comenzó cuando comprendimos que las desigualdades sociales habían llegado para quedarse y más que hacerle resistencia, había que adaptarse al cambio. En ese proceso de adaptación hemos sacrificado valores, empeñado nuestras vidas y vimos partir a numerosos coterráneos. El costo ha sido alto, quizás mayor de lo que pensábamos pero ese ha sido el objetivo de los que sabotean nuestros esfuerzos. Ellos, a quienes evito llamar “el enemigo” por ser una frase gastada aunque lo sean realmente, buscan que en la construcción de una nueva sociedad el precio a pagar sea mayor de lo que los ciudadanos estén dispuestos a ofrecer.

En los últimos años hemos visto al país transformarse vertiginosamente, los Lineamientos han servido para configurar un poco el rumbo del país, han resuelto numerosos problemas y han servido para planificar una economía que aún en el 2009 era caótica. También tienen sus limitaciones; presentan una visión extremadamente economicista, en ocasiones tecnócrata y carente de una dimensión ideopolítica que resuelva los numerosos conflictos provocados por la creciente desigualdad social.

Si alguien me preguntara nuestra posición y velocidad le diría que tengo la certeza de vivir en un país que se encuentra en movimiento, algo reconfortante para todos, pero a la vez con la incertidumbre del rumbo que tomarán sus partículas en el futuro. Espero que en los próximos años y sin que haya que esperar demasiado, podamos proyectar nosotros mismos un país mejor. Espero que este sea, más que el principio de la incertidumbre, el final.

correo

Página en Facebook

Twitter

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 8.962 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: