Inicio » Emigrado

Archivo de la categoría: Emigrado

López Levy dice “nothing”


A los cubanos no les exijo que compartan mi condición socialista o mi apoyo a la Revolución Cubana, pero sí deben ser patriotas, nacionalistas... Levy cumple estas exigencias

A los cubanos no les exijo que compartan mi condición socialista o mi apoyo a la Revolución Cubana, pero sí deben ser patriotas y nacionalistas… Arturo López Levy cumple estas exigencias

Por: Harold Cárdenas Lema (harold.cardenas@umcc.cu)

Cuba es una república con poco más de un siglo de experiencia, su historia ha estado condicionada por la cercanía que tiene respecto a los Estados Unidos y esta es una realidad que ha cambiado poco hasta la fecha. Comparto dos anécdotas: una antigua y otra reciente.

Cuando la República estaba naciendo aún, en su vecino del norte se aprobó un apéndice que debía ser agregado a la futura constitución cubana: la Enmienda Platt. La Asamblea Constituyente que había sido creada en la isla para crear el marco legal de la nación, rechazó primero este engendro legal que violaba a las claras la soberanía cubana. Es entonces que  los congresistas norteamericanos se acercan a Salvador Cisneros Betancourt, que en aquel momento era el presidente de la Constituyente.

Le dicen que desean encontrar una solución intermedia a la situación y preguntan qué estaría dispuesto a dar a cambio de eliminar la Enmienda. La respuesta de Cisneros fue categórica: “en cuanto a la Convención, yo no sé qué les dará, pero Cuba es de hecho y de derecho, un país independiente. De mí, no esperen nada, nothing…”. La Enmienda Platt terminaría por aprobarse y Cuba tendría que aceptar temporalmente la subordinación a los Estados Unidos con tal de crear su República.

Más de un siglo después y en contexto muy distinto pero teniendo aún al gobierno de Estados Unidos como espada de Damocles, asistí a un debate propiciado por la revista Espacio Laical en el que ocurrió algo interesante.  (más…)

La contradicción


joven-emigracion-cubaPor: Harold Cárdenas Lema (harold.cardenas@umcc.cu)

“Y tengo que dejarte ir, poniendo el mar entre los dos

Pagando el precio de otros que viven de la contradicción”

X Alfonso

He pensado mucho en aquellos que se fueron, que un día se despidieron (o no) y se marcharon a otras tierras. He pensado en cuántos amigos me ha tocado despedir, en los pocos que me quedan y si ellos también se irán. He pensado mucho en las consecuencias de esto, en la contradicción, el diferendo o la circunstancia que nos ha tocado vivir. Y duele.

Presa de un silencio roto… hijos del amanecer

De los amigos de mi niñez y adolescencia no quedan muchos aquí, no sé si me tocó la (mala) suerte de estudiar junto a muchos infantes-emigrantes o es que se han marchado tantos, no sabría decirlo porque las cifras de la emigración joven en Cuba no son públicas. Una a una fueron quedando vacías sus sillas, tanto que ahora me cuesta mucho identificar algunos en las fotos, tanto que si regresaron alguna vez, bien pudimos pasarnos de largo sin reconocernos. Ellos no podrían hablar mal nunca de su país, se marcharon de una isla llena de necesidades pero con metas civilizatorias envidiables para otros países de la región, se marcharon de un lugar imperfecto, como ese otro al que fueron a parar.

Sin destino y sin tener un camino cierto que me enseña a no perder la fe…

Queda el recuerdo de aquella reunión que hicimos para sancionar simbólicamente al amigo, militante de la juventud comunista que se fue, que “traicionó”, sin indagar nunca en las razones de su partida o al menos si esta fue voluntaria o no. Hemos madurado mucho desde entonces, pero recordar, es evitar volverlo a vivir. Quedan secretos en común y un lenguaje compartido que no volveré a usar nunca más. Queda la certeza de que no volveré a ver al amigo o la amiga, y esta última duele particularmente.

Sin distancia y sin recuerdo, en las arenas de esta soledad…

Los que nos quedamos aquí tenemos algunos sueños cumplidos, otros por cumplir y varias utopías. Los que nos quedamos sabemos que el otro camino es probablemente más fácil, pero es otro. Vivir en Cuba tiene sus ventajas, lo que quizás, irónicamente, haya que estar fuera para verlas. Es como el ajedrez, una contradicción que daría risa si a uno no le fuera la vida en esto. Por eso es que un día me decidí a dejar de contemplar y participar en los acontecimientos.

En los sentimientos que se quedan, sueños que perduran…

Quiero vivir en un país al que mis amigos quieran regresar, donde las despedidas no sean definitivas, donde los asientos del aula no sean suficientes. Quiero demostrar que las utopías no son inútiles y hay cosas por las que vale la pena luchar. Y si la lógica de la Declaración Universal de Derechos Humanos estipula que cada persona tiene el derecho de escoger su lugar de residencia, no sea mi isla la que salga perdiendo, no sea Cuba la que pierda a esa persona.

He pensado mucho en los emigrados últimamente… y duele.

Sobre disidencia, emigración y otras cosas del montón


emigrante_cubaPor: Roberto Trujillo (Cubano radicado en el exterior)

Se ha escrito últimamente y hablado mucho sobre el asunto que escuetamente trataré aquí, sin embargo para los cubanos, siempre es un tema que da juego. Es por así decirlo, de una rabiosa eterna actualidad. Te encuentras con alguien y sale el tema.y eso que algunos argumentos, huelen a naftalina y cansan, cansan mucho.

Quería escribir sobre cubanos que viven fuera de la isla, sobre esos muchos que por diversas razones dejaron hace bastante o poco, la tierra que los vio nacer. Hay una gran masa de cubanos ahí fuera, con muchos matices y diferentes vidas..pero se me antojan dos grupos definitorios dentro de esa amalgama de individuos.

Por una parte existen esos que viven fuera de la isla y se tildan a sí mismos de exiliados y en algunos casos incluso de disidentes políticos. Da igual que muchos tengan un conocimiento escaso de la historia de su propio país, del porqué de muchas medidas que se tomaron, da igual que no se hayan enfrentado nunca cuando vivían en Cuba a dirigentes o normativas contradictorias, cosa que por ahí pudiera haberles dado, por lo menos, acceso a postularse como disidente, no importa que en muchos casos sepamos, que la verdadera meta de su salida, era llenar el closet de pacotilla, persiguiendo un consumismo que vieron en canales de mala señal o revistas traídas de fuera, da igual incluso que algunos sigan visitando la isla de tanto en cuanto (ostentando ridículamente, en algunos casos, en una sola puesta de ropa todo lo que pueden).todo eso da igual, a ellos les gusta llamarse exiliados.

(más…)

Exilio es renunciar; emigrar es no cerrar la puerta


cuban-sandwihccopy

Hace apenas unos días una persona muy querida se despidió en Facebook como: “Saludos desde el exilio”. Ella está ahora en los Estados Unidos porque fue a vivir con sus hijos, entra a Cuba cuando lo desea sin el menor problema, en fin que una vez más se demuestra la particularidad del “exilio” Cubano.

Son los cubanos los únicos exiliados que van de vacaciones a su país de origen. Reproduzco aquí este magnífico artículo que se publicó en Progreso Semanal.

Por: Jorge de Armas • 30 octubre, 2013

Hace unos días, porque la curiosidad y el sentir lo propio no están reñidas, la periodista cubana Milena Recio lanzó unas cuantas preguntas necesarias. No es difícil entender que para comprenderse en el ser, también es necesario saberse en el otro, y que el reordenamiento del mapa de relaciones de la Nación cubana está mucho más allá de incomodidades añejas o retóricas vencidas.

Estas fueron sus preguntas:

¿Qué quiere decir vivir en el exilio? ¿Por qué unos viven en la emigración y otros en el exilio? ¿Por qué si salieron de Cuba más o menos en las mismas circunstancias y más o menos por los mismos motivos? ¿Toda emigración económica es en el fondo política? ¿La diferencia entre (ser) emigrado y (estar) exiliado es subjetiva? ¿La define el propio sujeto cuando analiza su circunstancia? ¿Los demás qué hacemos? ¿Nos atenemos a esta autovaloración?

La vocación de los enemigos de Cuba ha sido inventar una Isla deslocalizada.  Miami, más allá del lugar de asentamiento del emigrado cubano, ha intentado ser la paralelización de la sociedad cubana, la otra Cuba, la que pudo ser.  Miami es un experimento donde alcaldes, comisionados, Fundaciones, Comités, Partidos y comparsas de carnaval, emulan a las de allá bajo el adjetivo manipulado de: “en libertad”

En Miami, existe la tendencia a (más…)

La tal Alicia


balsero-crisis-cubaPor: Yasel Toledo Garnache

La ficción como tal no existe, incluso los hechos

más fantasiosos tienen mucho de realidad

Lo haces bien, dice con un tono que revela la rara mezcla de satisfacción y tristeza. Pone la colilla del cigarro en el cenicero, y expulsa el humo agazapado en sus entrañas de forma lenta, como si lo saboreara o quisiera que no acabara nunca, como si fuera la frontera entre el placer del sexo y los problemas.

Sentado sobre la cama, se pregunta por qué está allí. Mira al mar a través de la ventana, parece tan cerca que cree sentir el olor a salitre. Piensa que después del sexo esa es la mejor sensación del mundo.

-¡Coño! Maiquel, ¿te vas a poner sentimental otra vez?, le pregunta Claudia todavía desnuda y sudada.

-No me jodas.

-Yo esperaba más de ti.

-No me gusta que me prueben. ¿Qué carajo querías, que no me viniera nunca o que te apuñaleara y me llevara todo lo que tienes en este cuarto de mierda?

-Que no fueras tan flojo y te dejaras de lloriqueos. (más…)

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 4.359 seguidores

%d personas les gusta esto: