Inicio » Cartas a Obama » Cartas por la Libertad de los Cinco I

Cartas por la Libertad de los Cinco I


Matanzas, 22 de marzo del 2010

Año 52 de la Revolución.

Señor Presidente:

Cinco hombres están presos. Cinco hombres, y con ellos la justicia. Cinco titanes que arriesgaron sus vidas para proteger a miles de seres humanos inocentes, no solo en Cuba, sino en el propio Estados Unidos. ¿Cómo no tomar estas medidas de seguridad cuando nuestro país ha sufrido la pérdida de 3478 vidas, 2099 personas dañadas físicamente, así como el daño moral ocasionado por los grupos contrarrevolucionarios? Esto me hace recordar las palabras de Gerardo en su alegato en la vista de sentencia, cuando plantea:”Este país cambió su percepción del peligro después del 11 de septiembre, desgraciadamente, Cuba tuvo que cambiarla desde el Primero de Enero de 1959”.

Ante el eminente peligro hay hombres que luchan sin desmayar. ¿Cómo puede ser esta una razón para que se les encarcele? Siempre me hago la misma pregunta cuando pienso que verdaderos terroristas como Posada Carriles, Orlando Bosh o José Basulto no han pagado por tanta sangre derramada. Esos sí son asesinos, quienes arrancan de un tajo la esperanza a tantos niños y atropellan corazones, quienes ponen bombas en hoteles y organizan atentados contra presidentes. Antonio, Gerardo, Fernando, Ramón y René no son asesinos, son héroes. Sin embargo fue a ellos a los que impusieron severas condenas durante una farsa judicial, donde la jueza rechazó las pruebas presentadas por la defensa, para enviarlos a celdas de aislamiento total. Es a ellos a quienes espera su familia y un pueblo que abre sus brazos a la esperanza de que concluya tanta maldad. El mundo entero los reclama con cartas como esta, con desfiles y con corazones seguros que volverán.

Revolucionariamente, Jeidi, estudiante de Periodismo.

 

Matanzas, Marzo del 2010.

 

Carta al Presidente de los Estados Unidos de América.

Señor Barack Hussein Obama.

Permítame dirigirme a su persona para tratar un tema que considero debe ser de su conocimiento y amerita que un hombre tan ocupado le dedique un pensamiento.

En el año 1998 un grupo de cinco cubanos fue detenido por el FBI, bajo la acusación de ser espías al servicio del gobierno cubano. Después de ser sometidos a un juicio injusto en la cuidad de Miami, manipulado por el poder de un grupo de individuos que por más de 50 años se han encargado de perpetuar la enemistad entre Cuba y los Estados Unidos, fueron declarados culpables y sometidos a condenas, no solo injustas por la magnitud de las mismas, sino porque sencillamente, Señor Presidente Obama, son inocentes quienes solo se dedicaban a monitorear grupos extremistas que han causado dolor sufrimiento al pueblo cubano, quienes no tuvieron acceso a información secreta de su gobierno y quienes no pusieron en peligro la vida de individuo alguno.

Estos hombres, cuyos nombres son: René, Ramón, Fernando, Gerardo y Antonio han sido sometidos durante doce años a tratamientos crueles y degradantes con el objetivo de que desistan de permanecer a favor del pueblo cubano. Algunos de estos no han podido ver a sus esposas e hijas. Ninguno de los cargos presentados por la fiscalía fueron debidamente aprobados, por lo que como es obvio estamos en presencia de un caso manipulado políticamente por inescrupulosos que utilizan el tema de Cuba para impedir la normalización de las relaciones entre los pueblos de Cuba y los Estados Unidos. Soy de los que piensa que mientras su gobierno no resuelva esta situación será imposible que nuestros gobiernos se sienten a discutir con seriedad y respeto mutuo nuestras diferencias.

Usted debe saber que mientras las relaciones entre nuestros países dependan del poder y las influencias políticas de unos pocos, será muy difícil lograr justicia en la política estadounidense hacia Cuba, sin embargo, está en sus manos esta vez la libertad de hombres inocentes, que dispuestos a darlo todo por su Patria llevaron a cabo acciones que solo enaltecen la dignidad y el decoro de nuestros pueblos.

Le exhorto a tomar partido en esta decisión y estará dando pasos reales hacia el acercamiento entre nuestras naciones.

Habiéndole planteado las principales ideas sobre este caso, le agradece por el tiempo dispensado,

Harold García Betancourt, trabajador de la Universidad de Matanzas “Camilo Cienfuegos”, Cuba.

 

 

Matanzas, March 28th,2010

President Obama:

I am writing you with the purpose of letting you know my position about the five prisoners you have unjustly in jail. I want to say that we are going to fight for the release of those revolutionary men. All the Cuban people are waiting the moment in which the justice and the truth win. Those men were taken prisoners while they were looking for information about some terrorist actions against, not only Cuban people, bat also American people and people from all over the world, they were fighting for peace and freedom of the whole world.

The fraudulent trial you made is another reason we have to demand the liberty of The Five because you know that if the trial would have been just and honest, they would have been jound not guilty. So, I just have to say, waiting for you to understand the reasons that we have to demand the freedom of The Five, that we know that one day the justice is going to win and The Five are going to come back.

Revolutionarily,

Yadira Travieso Reyes.(Student of English Language in the University of Matanzas.) LI12.

 

 

Monday, March 22nd,2010

Mr Obama:

I am student of English Language at Camilo Cienfuegos University in Matanzas. I want you to answer me some questions. Do not you think it have been a long time since the last time that the Cuban Five saw their families? I know you have two little girls. Would you like to spend at least, a month without see them, and just because someone do not want you to do it? I think the answer is No, so why you insist in keeping The Cuban Five away from their families?

You have the power in your hands, you are the one who can change their lives, and you know that they are in jail accused of terrorists, and you let them there although you know that you and your government are the real terrorist. Where are all the promises you made when you were meant to be president? With all the respect you deserve, if you deserve any , you are the big lier. I hope someday you change your mind and you realize how beautiful is world peace.

Sincerely, A Cuban student, Dianne Guerrero Teseiro.18 years old

.

 

 

Tuesday, March,23,2010

Mr President:

My name is Elsa. I am studying English at the Matanzas University. I just want to ask you some questions and thus you and your government realize that you are not doing the correct things. Why so much injustice with my five brothers? Do not see that they just want to make justice?

They are good persons and all of us want the world peace. You are at least the greatest government that do not want to be agree with this. Why not?. It has been many years since the last time they saw their families. Would you like to be in their position and do not see your children or your wife. Where are those promises that you said before to be president? Did you forget it, or just were words?

Please realize that they are human beings.

With all the respect you deserve,

Elsa Echezada Perez.

 

Sir Barack Obama:

I do not want to be discourteous with you but with all the respect you deserve I think you should free the Cuban Five. If you want to change the way that things are, the first step to be taken into account is so. I can not understand why your government keeps them in prison. The world is aware of it and I assume you should know it too. Actions speak louder than words. Be a man of your time, act like one. I want to think that you can change all the things that need and I know you can do it.

Respectfully, Laura

 

Sir Barack Obama :

We are writing to you to ask the freedom of the Cuban Five prisoners. It is time for you to react and make a real decision, a fair one. We do not need to be begging the freedom of our five men, we are demanding it, it is our right because it was proved their innocence , no jury but those pay for the government of your country would find them guilty and with such brutal sentences. Let them free , this is your choice to prove the world that USA still believes in justice . We will win at the end, like we always do because of our tenacity and because of the fair because we are defending at.

Respectfully, Amarelis and Nerky.

 

Mr .Barack Obama, president of the United States:

I know is an awkward situation to speak the Cuban issue. Relations between EEUU and Cuba are antagonistic since the beginning but it is time to make right things . Nowadays there is a topic very important to both countries: “The Cuban Five”. They had an unfair trial and as a result they got long sentences but they are innocent , everyone knows that. To free them will make a big difference and it will open the doors to a new era. Although your country presumes about being fighting against terrorism, real and worldwide terrorists walk on Florida’s street everyday without any preoccupation. We are demanding the Cuban Five to be freed , they deserve it, we do not have to beg for their rights.

Respectfully, A Cuban student, Yinela.

 

Sr. President:

I am very conscious about the situation between our countries, but this can not be a factor to limit the freedom of the Cuban Five. Is it not enough for you twelve years in prison? You should reconsider the fact of having good relations respect to our country as well as we have to, this can be an important and the first step for it. You have in your hands the solution for this problem and the world needs you to make the right decision.

Respectfully, Liset.

 

 

Matanzas, 30 de marzo de 2010.

“Año 52 de la Revolución”

Presidente Obama:

Seré breve y concisa. Me ahorraré formalismos y presentaciones innecesarias, de las cuales seguramente se aburre con frecuencia. No se preocupe, no le ocuparé mucho tiempo, ni siquiera se verá en el compromiso de responder, si por casualidad lee estas líneas, pues no escribo con el objetivo de hacer exigencias, ni peticiones, tampoco con el ánimo de exponer la larga lista de acciones genocidas que han desarrollado los regímenes norteamericanos a lo largo de la historia contra Cuba.

El tema que hoy me ocupa es otro, quiero hablarle de René, Ramón Fernando, Antonio y Gerardo, cubanos presos en cárceles estadounidenses por el único delito de luchar contra el terrorismo, pero quisiera que piense en lo que a continuación le explico:

Vivo en Cuba, por suerte, una isla bloqueada pero grande por sus logros y su solidaridad. Tengo 20 años y soy estudiante universitaria. Provengo de una familia de raíces humildes, mis padres, al igual que yo han podido estudiar y superarse gracias a las oportunidades que ofrece la Revolución Cubana. Desde que tengo uso de razón nunca me ha faltado nada para vivir y sentirme feliz. Tengo una vivienda segura, educación, asistencia médica y social, todo esto de forma gratuita. De estos privilegios no solo lo disfruto yo, sino todos los jóvenes que vivimos en la isla. Me siento afortunada de haber nacido aquí y agradezco por ello.

Ahora piense usted presidente y además Premio Nóbel de la Paz, cuantos jóvenes en su país gozan de estos privilegios, cuantos se levantan diariamente y agradecen haber nacido en el país más rico y desarrollado del mundo. Cuantos se arriesgarían por defender la independencia y soberanía de su país sin pedir nada a cambio.

Reflexione nuevamente sobre la causa que se les imputa a estos hombres y reelabore su pregunta y también la respuesta. ¿Por qué están presos?

Por defender las conquistas que hemos mantenido por más de 50 años, por preservar nuestra libertad y soberanía, por ayudar a mantener una Revolución apoyada por su pueblo, por proteger a su país y evitar atentados terroristas.

¿Cree verdaderamente usted que los cinco héroes constituyen una amenaza para la seguridad de su gobierno? Sea realista, señor presidente, más bien ponen en peligro los atentados genocidas que planean grupúsculos mercenarios financiados por su régimen.

No le ocupo más tiempo, sé que es un hombre con demasiadas preocupaciones y demasiados conflictos internacionales. Que tenga un buen día y que Dios lo bendiga.

Atentamente,

Jessica Acevedo Alfonso,

Estudiante de Periodismo.

 

 

Matanzas, 23 de marzo de 2010

“Año 52 de la Revolución”

Señor Presidente de los Estados Unidos:

Le hablaré de un hombre, sí, de un hombre verdadero, de esos a los que la sencillez les inunda el pecho y le cierra el paso a una fama innecesaria. Abuelo tenía nombre de ángel, de bien: Benigno. Un guajiro peculiar y campechano, poseía el trino del sinsonte y el arte del Cucalambé. Temo que usted no entenderá, hablo de las raíces del cubano. Le invito a conocerlas, será un paisaje al amor.

Yo era solo una niña cuando abuelo me enseñó aquella décima, sus versos referían al reclamo de un pueblo enérgico. Cinco hermanos del país sufrían prisión en el Imperio y abuelo consagraba su pluma convirtiendo la rima de los campos en denuncia.

El tiempo como un soplo de la ausencia cubrió de tierra su cuerpo, pero hay principios y palabras tan fuertes que trascienden.

Ahora usted tiene el poder de esa nación, la desdicha de ser marioneta y el error imperdonable de lanzar al viento promesas.

¿Sabe usted qué es la paz para ostentar su Premio Nóbel? Es imposible concebirla en el belicismo, la muerte y la patraña política. Ha trastocado su concepto.

Paz es lo que respiro, lo que abuelo encontró en el murmullo silencioso del campo.

Ya no soy tan niña, pero la lucha continúa siendo la misma. Le regalo los versos de abuelo, un hombre verdaderamente casto y justo. A veces la poesía revoluciona las conciencias.

Tenemos a cinco hermanos

presos en los Estados Unidos

solo por haber defendido

a los Derechos Humanos.

Pero sepan los tiranos

que Gerardo, René y Ramón

junto a Toni y Fernando son

quienes viven con regocijo

por ser verdaderos hijos

de nuestra Revolución.

Atentamente,

Dunielys Díaz Hernández, estudiante de primer año de periodismo.

 

 

Matanzas, March 22nd, 2010

Mr. President:

I am student at the University of Matanzas “Camilo Cienfuegos”, in Cuba. I am writing this letter for telling you to free the five heroes. You know perfectly well that Gerardo, René, Ramón, Fernando and Antonio are five persons who fought against terrorism. They sacrificed their lives in favor of peace and against war. You say they are terrorists but, what about Posada Carriles and Orlando Bosch. What do you think about the Barbados’ crime and the attempts to kill Fidel Castro? If the entire world knows the true story, why are you so hypocrite? Many countries have protested asking for the liberation of the five heroes. Do you see that? Do you see the things that happen in the world, everyday? I do not think so. You should have a little of humanism. I trust you will not be so cruel. To conclude I can tell you: Free the Cuban Five.

Sincerely, a Cuban student

Daymaris del Campo.

 

 

Matanzas, March 24th, 2010

Mr. President:

I am student at the University of Matanzas “Camilo Cienfuegos”. Here, the students disagree with one of the most important problems in our society, why your government forbid the freedom of our Five Cuban‘s brothers imprison? How can you ban their rights when you give help and protection to the biggest terrorist named Luis Posada Carriles? Mr. Obama, for this reason I think you should give the freedom to our five heroes and let them returned home with their families.

 

Freedom to our brothers now,

Alejandro Bermúdez.

 

 

Matanzas 23 de marzo del 2010

´´Año 52 de la Revolución ´´

Señor presidente de los Estados Unidos de Norteamérica Barack Hussein Obama

Me empeño en aferrarme a la idea martiana de confiar en el mejoramiento humano por lo que esperé un poco de justicia de la corte suprema y al enterarme de su negativa a revisar el caso de los cinco, me quedé totalmente abrumada ante la falta de coherencia de tal decisión ,ya que si nos encontramos por un lado con la reciente negativa de la corte suprema de justicia de los Estados Unidos a revisar el caso de nuestros Cinco Héroes, y por el otro lado vemos el aplazamiento del proceso legal al criminal Luis Posada Carriles , son situaciones que han vuelto ha demostrar que la justicia ni es ciega, ni usa lentes transparentes .

Recuerdo sus palabras donde alentaba, nuevamente, a olvidar un pasado, lleno de abusos de poder y de ingerencia, para poder construir un presente de respeto y justicia, cuando en realidad la injusticia y la aplicación arbitraria de la ley continua siendo la realidad que nos presenta el gobierno norteamericano. Indudablemente nunca cometeremos el error de olvidar nuestro pasado. Usted también dijo que tenia la convicción inquebrantable de que todas las personas anhelaban ciertas cosas y cito entre ellas ´´La confianza en el estado de derecho e imparcialidad de la justicia ´´, expresó también que esto era un derecho humano .Si su discurso se revierte en acciones concretas, si se liberan inmediatamente a nuestros 5 hermanos, si la manipulación de la mafia y la impunidad de los terroristas dejan de desacreditar la justicia norteamericana, entonces celebrando el regreso de nuestros hermanos a la patria veremos en sus palabras algo mas pero ,mientras esto no ocurra no tenemos ningún argumento para confiar, cómo hacerlo? ,si se mantienen prisioneros a hombres que arriesgaron la posibilidad de ver crecer a sus hijos o de tenerlos , por hacerle un servicio a la humanidad ,por combatir el crimen , para proteger a niñas y niños cubanos y norteamericanos ¿como creer? si terroristas confesos como Orlando Bosh andan libremente , si se permite que Posada Carriles siga riéndose y planificando nuevos crímenes , si despreciando la imparcialidad de la justicia se libera a agentes israelíes acusados de robar información clasificada .

Creemos en su memoria y humanismo, esperamos haga cumplir las palabras antes citadas para que prime la justicia y la libertad de nuestros hermanos

Revolucionariamente Danay Quintana Rodríguez

 

 

Matanzas, 24 de marzo de 2010

 

A: Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica

Barack Obama.

 

A usted, señor presidente Les troncharon doce eneros

de los Estados Unidos de festejar las conquistas

mi intento va dirigido en Cuba, que es terrorista

aunque un poco diferente. por iluminar senderos

Hay cinco estrellas ausentes y les arrebatan, fieros

de mi Patria soberana el inolvidable derecho

y nuestra lucha no es vana de tener junto a su pecho

porque el mundo nos ayuda. a cada ser adorado

Que a usted no le quepa duda: y de vivir liberados

el que persevera gana. porque ningún daño han hecho.

 

No se agota nuestra fe Como reflejo exquisito

porque es de una causa buena de los que fueron ayer

no ablandará su condena quizás no logre entender

a Fernando y a René lo que es amor infinito.

Gerardo piensa el por qué A conocer más lo invito mientras el humor dibuja sobre Patria, Humanidad

y Toni en una burbuja sobre valor y lealtad

de letras y poesía y verá que no es lo mismo

en el futuro confía lo que llama terrorismo

aunque este presente cruja. y lo que es en realidad.

 

Marlevys Chávez Herrera, estudiante de primer año de Periodismo. Universidad de Matanzas “Camilo Cienfuegos”.

 

 

 

Matanzas, Lunes 29 de marzo del 2010

 

Barack Obama

Presidente de los Estados Unidos

Señor Presidente:

La que le escribe es una de las tantas jóvenes que hemos nacido en esta hermosa y rebelde Isla de Cuba, la cual gobiernos como el de usted ha mantenido bloqueada y asediada durante casi 50 años. Soy parte de ese 70 % de cubanos que felizmente nació después del triunfo de la revolución y que hemos vivido un sin número de acciones terroristas con el objetivo de derrumbar nuestro proceso revolucionario y socialista. Hace casi 12 años que su país tiene presos a 5 jóvenes cubanos, 5 héroes, 5 estrellas que han elevado a niveles insospechados el carácter, la integridad el sacrificio de nuestra juventud; esos hombres son: Gerardo, Antonio, Ramón, René y Fernando, que cumplen injustas y penosas condenas solo por el hecho de defender a su propio país de la injusticia y de las acciones terroristas que contra este se planificaban.

Si es verdad que su gobierno y política va encaminada a eliminar el terrorismo internacional, me pregunto ¿Cómo es posible que estos 5 luchadores antiterroristas estén encarcelados? ¿Por qué no condenan a verdaderos terroristas, como Luis Posada Carriles que se pasea impune por las calles de su país?

Señor presidente, la historia ha demostrado que Cuba no es un País que promueve el terror contra otros, al contrario, nuestra divisa es la ayuda desinteresada al que lo necesite, no repartimos lo que nos sobra, repartimos y compartimos lo que hemos alcanzado con sacrificio y dignidad.

Usted tiene facultad para determinar la libertad de estos 5 hermanos nuestros, haga valer su posición y su premio Nóbel de la paz del pasado año, con un gesto que toda la humanidad y en particular Cuba y sus familiares se lo agradecerán. No hay razones ni pruebas para mantenerlos en prisión. ! Libertad para los 5 ya!

Sin más se despide de usted una joven de la Cuba de hoy.

Heidi delgado Alonso estudiante de la Universidad de Matanzas Camilo Cienfuegos

 

 

 

Matanzas, marzo de 2010.

“Año 52 de la Revolución”.

 

“En la justicia no cabe demora

y el que dilata su cumplimiento,

la vuelve contra sí.”

José Martí.

Hace más de 11 años, cinco cubanos sufren encarcelación por delitos que ni los tribunales han podido demostrar. Proteger a su pueblo de ataques terroristas, evitar muertes de inocentes, desarticular los planes de grupúsculos resentidos, en fin, combatir el terrorismo aberrante e incisivo contra Cuba les ha costado excesivas condenas de privación de libertad.

A la medida judicial se une la tortura psicológica, encerrados en prisiones de máxima seguridad, a algunos de ellos se les prohíbe recibir visitas de sus esposas, quienes sufren día tras día, la agonía de la separación y el aguijonazo de la injusticia.

Señor Presidente, preservar la soberanía de un pueblo no es amenaza para una nación tan poderosa.

Ellos no promovieron guerras como la que su gobierno mantiene contra Afganistán.

Ellos no arrasaron aldeas, ni asesinaron a personas inocentes.

Ellos no torturaron prisioneros, ni promovieron la creación de los campos de concentración de nuevo tipo como el que ha instalado su país en la ilegal base naval de Guantánamo.

Ellos no apoyaron a gobiernos ilegítimos como el que actualmente preside a Honduras, implantando el terror, y reabriendo la herida de las dictaduras militares en América Latina.

Los nuestros, René, Ramón, Fernando, Gerardo y Antonio, comparten el orgullo de defender la integridad de una isla caprichosa, luchadora y honesta; de un proyecto social perfectible, claro, pero para el bien de todos, de una sonrisa que solo los niños cubanos conocen.

Por eso, cuando vergonzosamente se agotaron los recursos jurídicos norteamericanos, nos queda un largo camino a golpe de solidaridad, una marcha que paso a paso suma a perso0nas tan diversas como nuestros pueblos. La travesía puede ser larga, pero resistir es una palabra que no nos resulta ajena.

Señor Obama:

Usted puede salvar la credibilidad del sistema judicial estadounidense, no ceda al chantaje de recalcitrantes cubanos-americanos que ya se repartieron la isla desde el Cabo de San Antonio hasta la Punta de Maisí. Ser estadista tiene su precio, pero ser un Premio Nóbel de la Paz es un compromiso moral con el mundo. Honestidad es lo que todos esperamos, no olvide nunca que: “De la justicia no tienen nada que temer los pueblos, sino los que se resisten a ejercerla.”

Comité de base: Trabajadores de Derecho, Comunicación, Periodismo y Psicología.

 

 

Matanzas, 29 de marzo del 2010.

Señor Presidente Barack Obama:

El origen de esta masiva, está vinculado con los injustos juicios realizados a los cinco cubanos luchadores por la libertad, que actualmente guardan prisión, sentenciados a penas por delitos que supuestamente cometieron y que los tribunales norteamericanos condenaron sin probar ninguna de las acusaciones y sin escuchar los numerosos argumentos presentados por los abogados de la defensa.

Señor Presidente, debido a esta situación es por lo que exigimos que valore las circunstancias y les conceda la justa excarcelación a estos cinco hombres que no han hecho nada más que proteger la vida de personas tanto cubanas como estadounidenses del accionar de la mafia y de los grupúsculos anticubanos radicados en Miami y otras regiones de la Florida.

Señor Obama, usted tiene el poder de decidir sobre la situación actual de estos cinco héroes cubanos, pues como premio “Nóbel de La Paz” tiene que criticar las posiciones de abusos y violación de derechos humanos a nivel regional y mundial, como lo han hecho muchos otros premios Nóbel, actores, escritores, científicos, jefes de estados y otras personalidades, que rotundamente condenan la posición guerrerista y hegemónica que sigue usted manteniendo como presidente de Los Estados Unidos.

Señor Presidente, deje de buscar lugares oscuros en el resto del mundo y comience por limpiar las manchas que existen en el aparato gubernamental de ese gran país. Pueblo de grandes pensadores, luchadores y presidentes. Comience reconociendo que Antonio, René, Ramón, Fernando y Gerardo solo han luchado por la paz y libérelos.

 

Daniel J. López Delgado.

Profesor de Física,

Universidad de Matanzas “Camilo Cienfuegos”.

 

 

Matanzas, 24 de marzo del 2010.

“Año 52 de la Revolución”.

 

A: Señor Presidente de los Estados Unidos de América.

La confusión no invadió mi mente cuando usted proclamaba en su campaña un “cambio” en la política del gobierno de los Estados Unidos de América (EUA), muchos ilusos depositaron su confianza en usted, quizás por la gran necesidad que tenía la humanidad de respirar paz. En mi país, Cuba, no pocos creyeron que al asumir la responsabilidad de ese cambio se acometerían en su mandato nuevas y efectivas leyes que permitieran un allanamiento en la hostil e histórica política de los EUA hacia la mayor de las islas del Caribe.

El tiempo ha ido señalando lo que predijo el Che y nuestro Comandante Fidel, que no se puede confiar ni un tantito en el imperialismo. Nunca he dudado de sus buenas voluntades, de sus conocimientos y capacidad para realizar la tarea que ejecuta, pero sabe mejor que cualquiera, que no depende de una persona redireccionar el camino que su país ha construido en largos años. He seguido las noticias sobre la reforma de salud que tan fuerte ha defendido usted y los demócratas, y debo decirle también que aún no sé a quién beneficia y por qué se habla tanto de dinero; esta reforma muestra lo difícil que es un cambio en cualquier esfera y a la vez impulsa al pueblo norteamericano a exigirle más a su gobierno.

Dentro de tantos acontecimientos que le interesan, o quizás, pienso le preocupan; no le voy a hablar de Irak, Afganistán, o de sus amigos israelíes con su injerencia, simplemente le comento sobre la ridícula lista de países terroristas y la inclusión de mi país en esta. Nunca hemos sido terroristas, al contrario, hemos defendido a ambos pueblos, cubano y americano de las grandes organizaciones que muchas veces han estado al servicio del gobierno de su país. Y es entonces que le reclamo, que se interese más por el caso de los cinco cubanos que han sido víctimas de un injusto proceso judicial y de flagrantes violaciones de los más elementales derechos humanos; por el simple hecho de salvaguardar la integridad física de cubanos y estadounidenses.

Sepa usted que no descansaremos hasta verlos en nuestra Patria, disfrutando de su libertad plena, por la que han muerto millones de cubanos. A esta causa se sumarán los países del mundo, y finalmente, como siempre, el pueblo norteamericano apoyará la causa de los cinco. Aprovecho entonces para recordarle que cuando un pueblo enérgico y viril llora; la injusticia tiembla. Por tanto tenga usted mis más cordiales saludos, y le resumo mi carta en una sola palabra: Volverán.

 

Lianet Gaute Pompa, estudiante de 2do año de Ingeniería Industrial de la Universidad de Matanzas “Camilo Cienfuegos.”

 

 

24 de marzo de 2010

¨ Año 52 de la Revolución

 

Señor Barack Hussein Obama

Le escribe una estudiante de primer año de la Universidad de Matanzas Camilo Cienfuegos. Seguramente se preguntará cual es la razón por la cual una universitaria cubana ha decidido escribirle, pues la causa no es más que la liberación de los cinco cubanos que se encuentran prisioneros en cárceles del país que usted gobierna. Señor aunque su administración es joven aun estoy segura que el caso ha llegado a sus oídos por detalles relacionados con este proceso judicial que se ha extendido por más de una década, por eso aun me inclino a pensar que la solución a esta está en sus manos, como también está en sus manos la felicidad de cinco familias, madres, esposas, hijos y demás familiares que se encuentran separados de estos jóvenes y con los cuales hace tiempo no comparten a plenitud. La liberación de estos jóvenes significa mucho para nuestro pueblo cubano, el cual ha luchado incansablemente desde el inicio del proceso por una condena justa y han sentido profundamente esa encarcelación de tantos años; como también lo han sentido muchas personas a lo largo de todo el mundo que se han solidarizado con la causa de los cinco héroes. Para nosotros ellos ya no son hombres que cumplieron con el deber de luchar contra el terrorismo sino que poseen la condición de héroes porque a pesar de encontrarse prisioneros han mantenido sus ideales y no están dejando a un lado sus ideas revolucionarias. Espero que se solidarice con esta causa que tanto daño ha causado porque tener a René, Ramón, Fernando, Gerardo y Antonio detrás de una reja es como querer coger la luz de la verdad para enterrarla en un hoyo oscuro donde nadie pueda tocarla.

Atentamente:

Dania Hernández Valdés

Primer año de Contabilidad de la Universidad de Matanzas Camilo Cienfuegos

 

Matanzas, 18 de marzo de 2010

“Año 52 de la Revolución”

Señor Presidente:

Distraigo su atención con estas líneas, con el único objetivo de unirme públicamente al clamor mundial, apelando a su clemencia para lograr la liberación de nuestros cinco hermanos cubanos que guardan una arbitraria prisión en cárceles de máxima seguridad y totalmente incomunicados, en ese País. La opinión pública internacional hace mucho tiempo, yo diría que desde el mismo momento de ser arrestados, se pudo percatar de la tremenda injusticia que se estaba llevando a cabo.

Es de todos sabido, incluyéndolo a usted, que el único y “grave” delito cometido por esos compañeros fue el de detectar e informar a nuestro gobierno los planes terroristas que se gestaban desde su nación hacia Cuba, incluyendo atentados contra la vida de personalidades del Estado. Además, no olvidar el descubrimiento por parte de Cuba del atentado que se gestaba contra la vida de Ronald Reagan en el período de su mandato como Presidente, lo que fue denunciado a las autoridades norteamericanas y gracias a eso se neutralizó dicho plan y fueron apresados los malhechores.

Desde los mismos comienzos del triunfo de nuestra Revolución en 1959 se comenzaron a gestar y materializar innumerables acciones terroristas que le costó la vida a un número no muy pequeño de personas inocentes. No olviden la invasión mercenaria de Bahía de Cochinos, no olvidar los sabotajes a tiendas, Círculos Infantiles, centrales azucareros, no olvidar el atentado al vapor francés La Coubre, no olvidar la explosión en pleno vuelo del avión de cubana sobre las costas de Barbados y un sinnúmero de atrocidades más.

Toda esta maquinaria de acciones terroristas siempre fue y todavía lo sigue siendo, orquestada por ese grupo de asesinos que huyeron de Cuba a partir de 1959, liderados por ese gran maestro del terrorismo que es Luis Posada Carriles, secundado por Pedro Ramón, Orlando Bosh y tantos otros, siempre con la venia de los congresistas Lincoln Díaz Balart e Ileana Ros Lethinen, todos ellos gozando de plena libertad e impunidad, engrosando sus arcas con el dinero de los contribuyentes norteamericanos, a través de campañas subversivas y anticubanas, sin importarles los efectos.

Es totalmente lógico que Cuba, ante tan tenebrosa y peligrosa situación, haya tenido que dedicar todos los medios posibles para neutralizar estas acciones, siempre preparados y financiados por su país. Después del criminal y abominable ataque terroristas a las Torres Gemelas, el entonces Presidente George W. Bush dijo, entre otras cosas:”El que albergue en su país a un terrorista es un terrorista”. Y yo me pregunto: ¿entonces, los Estados Unidos de Norteamérica es un País terrorista?

Cabe añadir que en los juicios celebrados a nuestros patriotas jamás se presentó evidencia alguna que corroboraran los cargos o delitos que se les impugnaban, y hasta el Ministerio Fiscal manifestó que no había pruebas al respecto y que no constituían amenaza alguna para la seguridad de Estados Unidos.

Cabe preguntar: ¿Todo es solo por un capricho político?, ¿Cuánto ha costado comprar jueces y jurados para que los veredictos hayan sido de culpables?, ¿Qué se ha hecho de la tan renombrada justicia norteamericana?

No olviden cuando el caso del niño Elián González, al que los grupos y organizaciones anticubanas le pusieron sus garras encimas, con el visto bueno de Ileana y Lincoln y en videos se vería la transformación psíquica que estaba padeciendo ese niño de 6 años y ante la presión de la comunidad internacional, la entonces secretaria de Justicia Janet Reno obtuvo del presidente William Clinton, la autorización para entregar el niño a su padre. Mediante un operativo rápido y efectivo, se puso al niño en un avión de regreso a Cuba. En ese instante se hizo justicia, se demostró que un secretario de justicia que no sea corrupto sí lo puede hacer.

Señor Presidente, en su campaña electoral su consigna principal fue “Change”, cambios, usted prometió muchas cosas y todas las naciones cifraron sus esperanzas en usted y comenzó a respirarse un clima de paz y de recuperación de justicia social. Se sabe que por complejidad del sistema de esa nación, no es tarea fácil ser presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, sin embargo el presidente puede, en un momento dado y ante una situación específica, ejercer la autoridad y el poder pleno que le otorga la constitución; recordemos a William Clinton y el caso de Elián. Esto no tuvo que ser aprobado ni por el Congreso, ni por el Senado, bastó una firma del Presidente y en menos de 24 horas el niño estaba en Cuba de vuelta.

Señor Presidente, despójese de las malas influencias y los desacertados consejos que con respecto a Cuba usted recibe, reflexione y dese cuenta de una vez y por todas que los elementos anticubanos que en su país residen, fundamentalmente en el Estado de la Florida y específicamente en la Ciudad de Miami, son personas frustradas que solo les queda soñar e incrementar sus fondos económicos con el dinero que su gobierno les da para fomentar campañas y acciones terroristas, las que se estrellan contra la realidad; levante usted el bochornoso y cruel embargo contra nuestro país, que solo ha demostrado su fracaso, debido a nuestro poder de resistencia; elimine usted las injustas y crueles guerras; sea más inteligente y trate de obtener frutos mediante el entendimiento y el respeto.

Deje que cada nación elija su propia forma de gobierno e implante el sistema que mejor entienda. Llévese bien con el mundo, ayude más a los pobres, coopere seriamente con el resto del mundo para buscar una solución efectiva y detener la carrera que ha emprendido este planeta hacia la destrucción, de la que no se salvará absolutamente nadie y en primera instancia, ceda ante la presión mundial y tome una pluma en sus manos y estampe su firma autorizando la liberación de nuestros cinco hermanos, imponga así su poder y prestigio, demuestre al mundo que a pesar de ser usted un ciudadano afro norteamericano, por voluntad popular fue elegido Presidente y que ha demostrado ser inteligente y valiente.

Continúe con esa valentía y pregúntese a usted mismo, que sentido ni razón tiene mantener en prisión a cinco verdaderos hermanos antiterroristas y mantener en libertad, desprestigiando la moral de esa nación, a varios cientos de connotados terroristas.

Aprovecho la oportunidad para desearle cordura y éxitos en sus empeños.

Atenta y respetuosamente, Disnaydis Barrera.

 

 

Matanzas, 18 de Marzo del 2010

Año 52 de la Revolución

 

Sr. presidente: Barack Obama

Para nosotros está claro que no hay, ni puede haber en el momento actual tarea más urgente e inaplazable que la de la lucha por la liberación de los Cinco Héroes encarcelados injustamente por salvaguardar nuestro país y por anhelar justicias y el progreso de la nación cubana. Cinco Héroes que con su inquebrantable firmeza nos sirven de ejemplo e inspiración para los momentos difíciles que ha vivido nuestro país. Estamos convencidos de que el momento actual, resulta necesario multiplicar las acciones para lograr el regreso de los cinco, y una de las tantas acciones que desde nuestras tenemos pensadas y que en su momento serán realizadas es esta de enviarle la presente misiva donde le exigimos ponga fin a la injusta condena que mantiene desde hace once años privados de libertad a nuestros cinco patriotas, sabemos bien que su encarcelamiento es una prueba palpable de la histórica enemistad de su imperialismo hacia nuestro país. La posición a adoptar es la asumida hacia esta ahora por los cinco, sus familiares y por el pueblo, es la de la firmeza y la valentía de nuestro pueblo.

Sin más le pedimos que analice los motivos por los cuales nuestros Cinco Gigantes se encuentran encarcelados, motivos que no serán otros que la injusticia, el amor por sus hermanos cubanos, el altruismo.

Respetablemente, los estudiantes de cuarto año de Derecho de la Universidad de Matanzas Camilo Cien Fuegos.

 

 

Matanzas, 25 de marzo del 2010.

“ Año 52 de la Revolución.´´

Sr. Barack Obama:

Hoy el mundo transita por los tiempos más difíciles de la historia y son cada vez más débiles los pasos con los que camina la humanidad. Quizás se preguntará usted: ¿quién escribió esto? Pues le comunico que soy un hijo de La Revolución Cubana, la misma que oprimida ayer y totalmente libre hoy, vive orgullosa de su sociedad socialista. En mi pueblo, sobra la vergüenza. Sobra la vergüenza en Fidel, en Raúl, en los cubanos en general incluyendo a René, Ramón, Gerardo, Antonio y Fernando, que están injustamente condenados en cárceles del Imperio sin pruebas, bajo pretextos absurdos que les impusieron condenas inaceptables. Aún prisioneros siguen con su dignidad manifestando su inocencia a través de todos los que se oponen al terrorismo. Cuánta hipocresía se esconde detrás de su Gobierno que profesa mentiras y falsedades cuando dicen que están en contra del terrorismo, cuando por las calles norteamericanas se pasea el organizador y ejecutor de los mayores actos terroristas que han ocurrido en el mundo (Posada Carriles, entre otros). Es necesaria la liberación inmediata de los Cinco Héroes Cubanos, como así los llama el mundo. Es necesario el cumplimiento de las promesas hechas por usted en su campaña electoral. Es necesario el levantamiento del bloqueo genocida impuesto a Cuba injustamente por El Imperio Norteño. Pero para cumplir con lo antes expuesto y muchas cosas más; hace falta la vergüenza…

Hoy sabe la humanidad

Que esta Isla tan pequeña

Es gigante porque enseña

Que vive con la verdad,

Es de pura crueldad

Que exista un bloqueo tirano

Tan injusto e inhumano

Por un Gobierno Homicida

Que quiere apagar la vida

De todo el pueblo cubano.

 

¿Cuál es el derecho humano

Del que nos habla el Imperio

Si quieren un cementerio

Hacer del pueblo cubano?

Este pueblo soberano

Que lucha por sus conquistas

¿Por qué los imperialistas

Acusan el terrorismo

Si decir yanquis es lo mismo

Que asesinos terroristas?

 

Falsos derechos humanos,

Mentiras e hipocresía;

¿Por qué tienen todavía

Encerrados a 5 humanos?,

Cinco puntales cubanos

De la estrella solitaria

De vergüenza extraordinaria

Que tienen todo el derecho

De volver de nuevo al techo

De su Cuba hospitalaria.

Revolucionariamente Norge Fuentes Rodríguez. Estudiante de primer año de Turismo.

 

 

Matanzas, May 25th, 2010.

Mr. President of the United States of America:

I am a Cuban student of the University of Matanzas Camilo Cienfuegos. With this letter I want you to know that all the Cuban people are fighting for our five heroes unfairly keep in the United States´ power. We do not rest until they come back to our mother country. If the government of the United States think we will give up, they are completely wrong, we are here strongest than ever in our beautiful island with our present ideas asking to you for our five heroes: Fernando, René, Gerardo, Ramón and Antonio. Free to our compatriots.

 

Sincerely Dianelys Rivas Ramos.

 

 

Matanzas, 29 de marzo del 2010.

Señor presidente Barack Obama:

Me llamo Beatriz Pérez Dopeyrán y estudio en La Universidad de Matanzas, provincia cubana; y la razón por la que me he dirigido a Usted es por el justo reclamo sobre la injusta condena de los Cinco Héroes Cubanos. Hombres separados de su Patria y familia, tan solo por velar por un pueblo, sin causar daño alguno a la Seguridad Nacional de Estados Unidos. Por tanto desde mi asiento y con mi pluma y humilde posición reclamo la liberación inmediata de los cinco héroes.

 

 

Matanzas, 23 de marzo del 2010.

“Año 52 de la Revolución”.

Sr. Presidente Barack Obama:

No es mi intención con la presente carta hacer que usted sea, de la noche a la mañana, la persona más justa y humana del mundo, pero sí hacerlo reflexionar sobre los valores y derechos que forman parte de cada individuo y que están siendo violados por la administración de su país. Yo, como estudiante universitaria y miembro de las filas de la Unión de Jóvenes Comunistas, pretendo por este medio reclamar, desde mis derechos como cubana y ser humano, la justa devolución de Nuestros Cinco Héroes prisioneros en cárceles norteamericanas por errores, mentiras, y datos no justificados expuestos por su gobierno. Desde mi posición de revolucionaria, hago saber que soy fiel a mis principios y convicciones y que estas son las armas que empleo para argumentar la inocencia de esos cinco hombres luchadores, consagrados con su Patria y su dignidad, cuyo único objetivo era defender la integridad y tranquilidad de su país, cumpliendo con el sagrado deber de amar el suelo donde nacieron y el lugar donde aprendieron a ser dignos y patriotas. Es muy injusto el hecho de que estén cumpliendo una condena que no merecen. Pido que le sean respetados sus más elementales derechos y recordarle que no solo yo, como estudiante revolucionaria, sino Cuba y el mundo clama con voces de acero: “Libertad para los cinco”.

Laura E. Santiago Pérez

Estudiante de Licenciatura en Turismo de la Universidad de Matanzas Camilo Cienfuegos.

 

 

Matanzas Cuba 23 de marzo del 2010.

Señor Barack Obama a través de estas líneas, yo, estudiante de Ingeniería Industrial de la Universidad Camilo Cienfuegos deseo expresar mi total desacuerdo con su actitud.

Usted mantiene encarcelado a 5 compatriotas cubanos que no hicieron mas que proteger a su país contra el terrorismo, sin embargo son acusados de terrorista y de agentes del gobierno cubano encargados de buscar información clasificada de los Estados Unidos.

Es doloroso saber que nuestros camaradas cumplen una larga e injusta condena, Posada Carriles, connotado terrorista, se protege y pasea por las calles de su nación. No cabe dudas que los 5 héroes no tendrían mejor adjetivo para caracterizarlos que dicho nombre, pues han soportado la inmensa nostalgia y el dolor de no estar en su Patria junto a su familia; ellos están sufriendo las consecuencias de una política agresiva y genocida contra Cuba llevada a cabo por el imperialismo desde el siglo pasado.

Señor presidente no sea otro títere de la mafia ni otro instrumento político sin decisión propia. El mundo conoce la verdad, usted conoce la verdad.

Esos hombres son inocentes porque mi país jamás ha agredido ni agredirá al suyo, solo se defenderá. Son inocentes porque jamás realizaron ningún acto terrorista y además son inocentes porque la Revolución no forma asesinos sino hombres de bien, dignos, corajudos, solidarios y valientes.

Leydis Melgarejo Rodríguez.

 

 

Matanzas ,15 de marzo del 2010

“Año 52 de la revolución”

Sr. Barack Obama.

Me dirijo a usted con el objetivo de reflexionar sobre lo que es justicia porque parece mentira que un Premio Nóbel de la Paz no tenga en su dialecto recogida esa importante palabra, pues yo le voy a decir su significado: Justicia es virtud que nos hace dar a cada cual lo que le corresponde, equidad, imparcialidad, lo que debe hacerse según derecho o razón.

Por qué entonces es posible que usted permita que Luis Posada Carriles, ese connotado terrorista, esté suelto por las calles de su país; pero cómo es posible que usted permita que en cárceles de su país estén prisioneros 5 hombres que han sido condenados por evitar y luchar contra el terrorismo. Acaso usted está vacío, ciego, sordo o es inmutable.

El mundo entero reclama la libertad de esos 5 héroes que hace 12 años están cumpliendo una injusta condena, demostrada por un tribunal comprado por la mafia anticubana que no ha podido demostrar sus pruebas.

Interprete por favor;

5 héroes, 5 hermanos

con banderas de victorias

Fueran llenando de gloria

Todo el sendero martiano.

Quieren atarles las manos

Con cadenas infinitas

En el monstruo imperialista

Cumplen injustas condenas

Y los llenan de cadenas

Por ser antiterroristas.

En ciudades, montañas,

En todas partes del mundo

Despiertan amor profundo

Por sus valientes hazañas.

Hasta en las mismas entrañas

Del monstruo se hace notorio

Su intensa luz de victoria.

Pues no han sido derrotados

Aunque allí están condenados

Los va a absorber la historia.

Y sabe por qué los va a absolver la historia, porque son ejemplos de valentía, humanismo patriotismo, de amor a la paz y por ser dignos entre muchísimos otros valores. Pero, se ha puesto a pensar qué hará la historia con usted si sigue permitiendo semejante injusticia, medite y acabe de devolver a su Patria a estos cinco cubanos, porque usted sabe muy bien que aquí estamos millones de cubanos, dispuestos a cualquier cosa y una de ellas es evitar el terrorismo. Le sugiero que vea la labor de los colaboradores cubanos por todo el mundo, y siga su ejemplo pues lo que hacen es ayudar a los que nos necesitan, llevar la luz y mejor vida a todas partes, no solo para que vean, sino para que aprendan y se hagan seres humanos con vida útil, pero póngase a pensar en cuántos países del mundo hay norteamericanos y qué hacen.

Señor Presidente, llénese de valor y acabe de devolvernos a nuestros cinco hermanos, no tenga miedo, que usted sabe ya lo que quiere decir justicia. Entonces la historia lo absolverá; sino lo condenará.

Mas temprano que tarde volverán.

Estudiantes de 3er año de Ingeniería Mecánica

Universidad de Matanzas Camilo Cienfuegos.

 

 

 

Matanzas, 20 de marzo del 2010.

Universidad de Matanzas Camilo Cienfuegos.

Sr. Barack Obama

Hoy como todos los días me siento harto de todas las injusticias que se han cometido y aún se cometen contra la dignidad de nuestro pueblo, por parte de las patrañas del imperialismo. Me siento orgulloso de poder escribir esta carta que va también en nombre del pueblo cubano para demandar y exigir una vez más la liberación de nuestros cinco hermanos, injustamente condenados y encarcelados en prisiones norteamericanas. Considero que es muy absurdo que se condene a alguien simplemente por haber impedido la realización de acciones terroristas que afectarían la soberanía de nuestro país, de América Latina y hasta de los propios Estados Unidos. Solo piense que usted tiene ahora autoridad, necesaria para hacer justicia en su país.

Gracias, se despide respetuosamente el estudiante Yerandis Ortega Núñez.

 

 

 

Matanzas 24 de marzo del 2010

´´Año 52 de la Revolución´´

Sr. presidente Barack Obama

Pudieran existir diversas maneras de comenzar esta carta, pero deseo hacerlo trasmitiéndole primero un calido saludo para el pueblo norteamericano. Quien le escribe es una universitaria de la carrera de periodismo en la universidad de Matanzas, que en mi posición como joven formada por la revolución desea exponerle sus criterios acerca de varios asuntos.

Le confieso que desde su ascenso en enero del pasado año tuve muchas esperanzas de que las relaciones entre los EUA y los países de América Latina principalmente Cuba, mejoraran, pero aún durante este periodo no e evidenciado cambio alguno y es el momento preciso para preguntar: ¿A dónde fueron a parar las promesas que hizo de mejorar las condiciones de vida del estado norteamericano?. ¿Por qué aún permite que se destine tanto dinero para la carrera armamentista?. ¿Hasta cuando se inmiscuirán en las decisiones de otros países buscando su propio beneficio?

Pero la pregunta que más deseo hacerle es: ¿Hasta cuando continuará la injusticia con los Cinco?

Es tiempo que las barreras económicas, políticas, financieras e incluso sociales impuestas por su gobierno lleguen a su fin. La posición que asumen y digo asumen porque no sólo me refiero a usted sino también a todo el senado, ya resulta absurda e imperdonable. No se concibe que Cuba pudiendo obtener tanta medicina como oros recursos de sus manos deba hacer por medios de otros países siendo tan solo 90 millas los que nos separan. Tampoco se acepta que mantenga encarcelados a5 hermanos cubanos bajo el pretexto de crímenes falsos e imponiéndoles injustas condenas, además de infundir mentiras acerca de las condiciones sociales del pueblo cubano usando como pretexto el tema de los derechos humanos.

En vez de continuar intentando hacernos colonia suya entienda que la revolución y las conquistas alcanzadas en la patria de Martí: “Con todos y para el bien de todos”, no tienen marcha atrás, al contrario se avanza en busca de un mejor futuro para Cuba y el mundo.

Dejando a un lado las diferencias políticas, todos habitamos el mismo planeta y estoy segura que podemos juntos lograr un mundo mas justo, integrador, libre y feliz.

Respetuosamente,

Yadira Ibáñez López

 

 

Cuba, 25 de marzo del 2010.

“Año 52 de la Revolución”

 

Señor Presidente de los EUA, Barack Obama:

Espero que al recibo de esta misiva se encuentre bien al igual que su esposa e hijas. Le escribe la estudiante cubana Cinthia Berrío Reyes, cursante del primer año de la carrera de Licenciatura en Turismo de la Universidad de Matanzas. Siento la obligación moral de hacerle saber a nombre de todos los estudiantes cubanos y del mío propio, que no estamos de acuerdo con la injusta condena que mantiene presos en los EUA hace ya 11 años a cinco compatriotas cubanos,, por la razón de salvaguardarlos seños de miles de inocentes. Los cinco son tildados irónicamente de terroristas, cuando existen muchos de la talla de José Basalto, Orlando Bosch y Posada Carriles que cuentan con un extenso historial delictivo y que son tratados como héroes. El hecho de que usted apoye a este tipo de personajes degrada su imagen ante el mundo, pues todo lo contrario pasaría si usted tomara en sus manos la verdadera justicia y devolver a estos hijos a su patria. Con esta reflexión y pidiéndole que haga justicia haciéndole honores al Premio Nóbel otorgado, se despide revolucionariamente una estudiante cubana.

 

 

Matanzas 24 de marzo del 2010-11-04

“Año 52 de la Revolución”

Presidente Obama:

Varios días atrás me dieron la noticia de que podía escribir una carta a usted. Me sentí privilegiada puesto que muy pocas personas tienen esa suerte. Señor Obama, usted es presidente de los EUA, su imagen representa todas las injusticias y muertes, que varios presidentes de su país a lo largo de los años han ocasionado a la humanidad. Quisiera decirle que fue muy valiente al aceptar esa responsabilidad, que realmente es un cargo de conciencia. Ahora que está en sus manos su nación podría curar esa imagen dañada, intente cambiar, un mundo mejor es posible, no sea seguidor de las acciones de los presidentes anteriores. Por favor piense en estas palabras que son solo de una estudiante universitaria que desea que el futuro del mundo cambie para bien, que eliminen esos conflictos bélicos que tantos daños y miserias ocasionan y sobre todo cuidar el medio ambiente, para que el planeta no sea más perjudicado por nuestros actos.

El futuro del mundo está en nuestras manos, y usted tiene mucho que apoyar, cuidemos la raza humana, recuerde “We are the World” sin más, se despide con la confianza que tomarás una buena elección, la estudiante:

Maylena Carmona Díaz, Tercer año de Licenciatura en Turismo

 

 

Matanzas 30 de Marzo del 2010

“Año 52 de la Revolución”

Sr. Barack Obama

Soy una estudiante cubana de 19 años, orgullosa de mi país y conocedora de las diferencias políticas. Lo que me motiva a escribirle son las ansias de justicia que comparto con todo mi pueblo. Le pido que considere la liberación de los 5 cubanos que están encarcelados hace más de una década en su territorio.

El gobierno que usted preside no ha hecho gesto alguno con relación a ellos, ni siquiera ha creído conveniente pronunciarse públicamente. Los 5 no son terroristas, esta es una conclusión que salta a la vista de todo aquel que lea los documentos presentados por su defensa. Es evidente mentira afirmar que constituían una amenaza para la seguridad de su país. Ellos tenían la misión de proteger al pueblo cubano e incluso el suyo de las acciones terroristas que tanto dolor y daño han ocasionado.

Por qué tanta saña. Señor presidente, evidentemente se ha cometido una injusticia, a los 5 no se les sancionó por violar las leyes norteamericanas, sino por sacar a la luz a los que si lo hacían.

Cuba sufre hoy el asedio mediático y políticos de los países europeos. Una enorme campaña ha sido orquestada con el pretexto de la muerte por huelga de hambre de un preso por delito común, pero lo que los medios no sacan es que los 5 en EUA son víctimas de violaciones a los derechos humanos. En 3 ocasiones se les ha sometido a régimen solitario, ha llegado a estar en el “hueco” 17 meses, cuando las normas penitenciarias regulan como tiempo máximo 60 días.

Todo esto ocurre en una nación que se auto proclama luchadora contra el terrorismo. No es posible que continúe tanto atropello a la dignidad y a las propias leyes de los EUA. Nuestro reclamo no se acabará, los 5 son inocentes, sufren misión por defender la integridad y la de todos los seres que habitan en esta pequeña isla.

Espero que considere estas palabras y que utilice sus facultades presidenciales para acabar con tanta ignominia.

Atentamente

Yeilén Delgado Calvo, estudiante de 2do año de

la carrera de licenciatura en periodismo,

en la Universidad de Matanzas.

 

 

Matanzas 28 de Marzo del 2010

“Año 52 de la Revolución

Para: El Presidente Barack Obama.

Quiero por este medio expresarle mi desacuerdo con las acciones cometidas contra los 5 héroes cubanos prisioneros en el imperio. Estas personas nunca actuaron en contra de su gobierno, ni de sus intereses, por el contrario solo se encontraban allí para protegerlos de nuestro pueblo. Estaban contribuyendo con nuestra seguridad nacional, la misma en innumerables ocasiones ha sido ultrajada por agentes secretos de la mafia anticubana, quienes si perpetraron verdaderos actos terroristas y continúan inmunemente en las calles de Miami. Ustedes no tienen moral para retener a nuestros hermanos, por ellos le pido que hagan justicia y los devuelvan a esta tierra que por ellos clama.

 

Omaida Hernández Scull . Universidad de Matanzas Camilo Cienfuegos

 

 

Matanzas 30 de Marzo del 2010

“Año 52 de la Revolución

A: Barack Obama

Comunico mi desacuerdo a través de esta carta de la posición asumida por el gobierno de los Estados Unidos contra los cinco héroes cubanos prisioneras injustamente en el imperio. Los cinco no estaban en su país con el objetivo de afectar los intereses de su gobierno, sino únicamente para defender a los once millones de cubanos ante cualquier agresión a Cuba. Esta humilde cubana, estudiante universitaria de la carrera industrial le pide que se haga justicia para que esos compañeros puedan reunirse con sus familias aquí en Cuba.

Revolucionariamente: Yetsana Kalis Hernández

 

 

Matanzas, 22 de marzo del 2010

Señor presidente Barack Obama:

Soy una estudiante de la carrera de Contabilidad, mi nombre es Lisbet Salvador y le escribo para decirle que haga justicia con los 5 héroes que tienen prisioneros. Estas personas no son terroristas sino que estaban luchando contra el terrorismo para defender a nuestro pueblo. Le pido que sea justo y le quite esas condenas injustas. Hay terroristas que han cometido crímenes y sin embargo están sueltos.

Le digo piense y recapacite y de una vez que haga justicia.

 

 

Matanzas, Cuba, 24 de marzo ,2010

Presidente Barack Obama:

Quisiera expresar a través de estas líneas el gran dolor y desconsuelo que habitan en el corazón de cada cubano por la hostil inhumana y cruel manera en que han alejado a 5 hijos de nuestra patria.

Nuestro pueblo exige el reclamo con más fuerza cada día la devolución héroes injustamente prisioneros cada vez más y mas personas unen sus voces en esta lucha.

LOS 5 VOLVERAN

Evelyn Méndez

 

Matanzas, 22 de marzo del 2010

Señor presidente Barack Obama:

Yo, estudiante de la Universidad de Matanzas Camilo Cienfuegos quisiera por esta vía hacerle llegar el sentimiento de todo nuestro pueblo hacia la injusta situación en que se encuentran los cinco jóvenes cubanos presos en cárceles estadounidenses acusados de terroristas. Apelando a su sentido común me gustaría que analizara cual es el verdadero papel que estos jóvenes realizaban, que lejos de afectar la seguridad nacional de los Estados Unidos estaban velando por la tranquilidad del pueblo cubano que se ha visto amenazado por las agresiones de los verdaderos terroristas que en cambio se pasean libremente por calles de su país, sin el mero remordimiento por las victimas inocentes que llevan en su conciencia. Espero que siendo usted premio Nóbel de la Paz se sienta identificado por estos luchadores contra la guerra y haga justicia.

Atentamente:

Lisset Corzo

 

Matanzas 22 de marzo del 2010

Obama:

Señor presidente de los Estados Unidos por este medio los estudiantes universitarios ratificamos nuestra solicitud de que libere a los cinco héroes prisioneros del imperio, ya que es injusto su encarcelamiento, ellos solo cumplían con su deber que no era más que protegernos de las agresiones cometidas contra nuestro pueblo e incluso planes de agresiones a otros países. Por esto y mucho más consideramos injusto que continúen prisioneros.

Sin más: Yadira Acosta.

 

 

Desde los Pirineos otra “Carta a Obama” pidiendo libertad para los Cinco, por Jacquelin Roussie*

Jacquelin Roussie (foto Virgilio PONCE)

 

Señor Presidente Obama

The White House

1600 Pennsylvania Avenue N.W.

Washington DC 20500

 

1º de abril de 2011

Señor Presidente,

La pequeña ciudad donde vivo con mi familia, en los Pirineos, se sitúa en Bearn. Numerosos bearneses, como sus vecinos vascos, emigraron, sobre todo a fines del siglo diecinueve a Argentina, Uruguay, Cuba y Estados Unidos (en particular a Miami). Los vínculos, jamás cortados con nuestros “primos de América”, explican que tenemos una conciencia aguda de la ingerencia de Estados Unidos en los países Latinoamericanos. ¡La historia de los Cinco cubanos Gerardo Hernández, Antonio Guerrero, Fernando González, Ramón Labañino, y René González, presos en Estados Unidos desde hace más de doce años es una ilustración flagrante, un caso de escuela de tal ingerencia!

Durante más de doce años, fundaciones y grupos de presión políticos financiaron, organizaron y manipularon la información relacionada con el asunto de los Cinco en Estados Unidos y en el mundo.

Este asunto tiene que ver con el terrorismo ejercido por Estados Unidos en contra de Cuba, tema tabú, silenciado desde hace más de cincuenta años. Este terrorismo fue arreglado al nivel más alto, desde la creación, en enero de 1960 por Allen Dulles, director de la CIA, de « la fuerza especial » encargada de acciones de subversión contra Cuba.

Quince días después de la muerte del joven turista italiano Fabio Di Celmo en el año 1997, en un atentado con bomba en La Habana, su hermano Livio Di Celmo recibió llamadas de los medios del mundo entero. Sin embargo, ni CNN, ni ABC, ni The Herald, ni The London Telegraph tampoco tantos otros, publicaron artículo alguno, explicando la conexión entre la administración norteamericana y los terroristas de Miami. Los periodistas italianos del Corriere o de La Repubblica no informaron a sus lectores sobre la muerte de uno de sus conciudadanos, víctima del terrorismo « made in USA », como no lo hacen tampoco ahora en las informaciones sobre los Cinco. Las grandes agencias de prensa (AP, UPI, Reuters, AFP) representan bien su papel en el dominio de la desinformación.

Que periodistas de Florida fueron pagados para escribir artículos odiosos a fin de crear un ambiente deletéreo durante el proceso de los Cinco, ciertamente nos choca, pero no nos sorprende. Era la lógica del gobierno de Estados Unidos en aquel entonces. Pero estamos muy decepcionados, señor Presidente, al ver que usted aplica la misma política que la de sus predecesores hacia Cuba. En el momento de su elección, confiábamos realmente en nuevas relaciones entre los dos países.

Hace apenas tres semanas, supimos de un nuevo acto de bloqueo hacia Cuba al incautar 4 207000 dólares que el Fondo Mundial había destinado para la lucha contra el sida y la tuberculosis. Sin embargo, un bloqueo no debería afectar la rama de la salud, según las convenciones internacionales.

Pero por el contrario, su administración propuso conceder 20 millones de dólares en su presupuesto del 2012, a los programas dedicados a lo que usted llama « la democracia » en Cuba. Es un verdadero acto de guerra. La obsesión de los gobiernos sucesivos de EE.UU. es de hecho la muerte de la revolución cubana. Cuba es un país soberano, la elección del gobierno de Cuba, Señor Presidente, concierne solo los Cubanos.

Con su ascensión a la presidencia de Estados Unidos, entonces, ¿nada va a cambiar? ¿Es posible que el informe escrito por el subsecretario por los asuntos interamericanos Lester D.Mallory a su secretario de Estado Roy R. Rubottom, el 6 de abril de 1960, en un memorando siga aún de actualidad? Este informe preconizaba:

“La mayoría de los cubanos apoya a Castro. No hay oposición política eficaz [...]. El único medio posible para aniquilar el apoyo interno [al régimen] es provocar el desengaño y el desaliento mediante la insatisfacción económica y la penuria [...]. Hay que poner en práctica rápidamente todos los medios posibles para debilitar la vida económica [...]. Una medida que podría tener un impacto muy fuerte sería negar toda financiación y entrega a Cuba, lo que reduciría los ingresos monetarios y los salarios reales y provocaría el hambre, la desesperanza y el derrocamiento del gobierno”.

En tal contexto, ¿hasta donde irá el encarnizamiento de su país hacia los Cinco Cubanos?

¿Qué justicia pueden esperar esos cinco patriotas presos por haber defendido su país, aun cuando quien les hizo arrestar es el protector de los peores terroristas de Florida? Este hombre, Héctor Pesquera, es el instigador de la destrucción del expediente de Posada Carriles cuyo proceso está en curso en El Paso. ¿Saldrá este criminal del proceso como un héroe, blanco como la nieve?

En nombre de los numerosos amigos de los Cinco en el mundo, le pido una vez más, Señor Presidente, que sea digno de su premio Nobel para firmar la clemencia ejecutiva que les devolverá por fin la libertad a la que se ven privados desde hace más de doce años.

Reciba, Señor Presidente, la expresión de mis sentimientos humanistas más sinceros.

Jacquelin Roussie

64360 Monein

(France)

PD: Acabamos de conocer con mucha tristeza el fallecimiento del abogado Leonard Weinglass, incansable defensor de la causa de los Cinco. Seguiremos, Señor Presidente, su combate por la Justicia.

Con copias a: Señoras Michelle Obama, Nancy Pelosi, Hillary Clinton, Janet Napolitano. Señores Harry Reid, Eric Holder, Pete Rouse, Donald Werrilli, John F. Kerry y al Embajador de EE.UU. en Francia.

Jacquelin Roussie* Profesora retirada, miembro del Comité por la libertad de los Cinco


3 comentarios

  1. Carta a Obama:
    Distinguido señor. Me gustaría que leyera este post de una joven escritora cubana.
    La respuesta puede dejarla como comentario en este blog, si las leyes de su país no se lo impiden.
    Servidor de usted.

    Noticia de última hora en Cuba. 25 OCT 2011 20:27
    La televisión cubana interrumpe su trasmisión de los Juegos Panamericanos que se desarrollan en Guadalajara para anunciar al pueblo la siguiente noticia:

    “Resolución de ONU sobre el bloqueo contra Cuba

    El rechazo al cerco norteamericano fue reiterado por el plenario de la Asamblea General de la ONU por 186 votos a favor, dos en contra (Estados Unidos e Israel) y tres abstenciones (Islas Marshal, Micronesia y Palau). Libia y Suecia no votaron”.

    ¿Cuántas veces hemos estado tan cerca del fin del bloqueo?

    En la calle se dice que en muchas oportunidades los acercamientos y negociaciones se han visto interrumpidas por abruptos sucesos, tanto internacionales como nacionales. No ponernos de acuerdo ha sido el estilo de estos años.

    Una mujer como yo ha nacido, crecido, y hoy, a sus 40 años resiste y se reinventa como siempre, en el arte de reproducir los paliativos para transcurrir en la naturaleza de una vida aparentemente normal.

    Si se escucha, si realmente cuenta para el mundo este conteo de votos, el gesto que acaban de trasmitir por la televisión cubana puede cambiar nuestras vidas; si finalmente levantan el bloqueo, empezaremos a insertarnos en un mundo que a nosotros hoy nos parece, desde Cuba, tan lejano como incomprensible. Un mundo al que debemos pertenecer, del que informarnos, nutrirnos y hasta asombrarnos en sus contradicciones y oportunidades.

    Dar y Recibir. Acción y Reacción. Grito y Eco.

    Se acabará el pretexto del bloqueo y lo que comes, te pones o vives no será remitido al mismo culpable viejo lobo: EL BLOQUEO IMPERIALISTA.

    Seremos los totales responsables de una economía liberada al mundo para la reciprocidad mercantil.

    Entraríamos en el escenario en un momento bien complejo, de crisis económica mundial, sin antecedente operativo reciente, pero con ganas de conocer y dar todo lo que en cincuenta años no hemos podido dar, de recibir lo que debemos recibir. Aprender es la palabra. Encontrar un camino y no perdernos puede ser la premisa de quienes manejen las cartas en la posible incursión.

    ¿Qué pasará en la práctica? ¿Cuáles serán los primeros signos de la extinción del embargo? Los ciudadanos que como yo, nacimos bajo este eje de aislamiento económico internacional tenemos tantas preguntas y deseos.

    Este sería un gran cambio. Para los niños que nacerán en el período 2011-12 sería otra la vida, los acontecimientos parecen rápidos y esperanzadores. Para mí, será difícil entender la bolsa de valores y reconocer que azúcar, turismo y remesas familiares no son todos los instrumentos que posee el hombre para su recuperación frente al universo.

    Siempre que interrumpen la programación en la TV Cubana yo espero una buena noticia.

    ¿Escucharemos pronto que el embargo por fin nos abandona?

    ¿Cuántos años pasarán para que nos insertemos con naturalidad en un plano económico universal cada vez más intrincado?

    ¿Cómo estaremos los cubanos al final este largo y cansado viaje de bloqueos?

    Wendy Guerra. http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/habaname/2011/10/25/noticia-de-ultima-hora-en-cuba.html

  2. Jackie de Alarcón dice:

    El terrorista Luis Posada Carriles junto a la congresista Ileana Ros-Lehtinen por sus crímenes contra la paz y el planeta; el mafioso productor musical Emilio Estefan por ser un disidente cubano y su esposa, la cantante Gloria Estefan, merecen ser condenados a cadena perpetua por apoyar las Damas de Blanco, supervillanas nazis que pertenece al grupo disidente cubano, que piden el rechazo permanente a Cuba en la Cumbre de las Américas.

Deja tu comentario en LJC

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 4.338 seguidores

%d personas les gusta esto: