El 1 mayo de 2011 en New Haven, Connecticut, USA


Por Amel Rodríguez

El Día Internacional de los Trabajadores o Primero de Mayo, es la fiesta por antonomasia del movimiento obrero mundial.

En los Estados Unidos no se celebra esta conmemoración oficialmente. En su lugar se celebra el  Labor Day el primer lunes de septiembre desde 1882 en un desfile realizado en Nueva York y organizado por la Noble Orden De Los Caballeros Del Trabajo (Knights of Labor, en inglés). El Presidente Grover Cleveland, auspició la celebración en septiembre por temor a que la fecha de mayo reforzase el movimiento socialista en los Estados Unidos. (http://es.wikipedia.org/wiki/Primero_de_mayo)

Sin embargo, siempre hay actividades espontáneas por este día en casi todas partes de los Estados Unidos. Este pasado 1 mayo fue domingo y, como hacía buen tiempo decidí dar una vuelta en bicicleta. Y así  me encontré con la celebración del 1 mayo en el parque central. Desafortunadamente, no llevaba conmigo mi cámara fotográfica y tuve que documentar la actividad con mi teléfono celular, por lo que las fotografías no son de buena calidad.

La celebración era una mezcla de consignas izquierdistas, pacifistas, anti belicistas, pro inmigrantes y anticapitalistas. Las pancartas se distribuían en diversos quioscos montados al efecto por las correspondientes organizaciones o grupos de individuos y se vendían libros, CD y otros materiales. También había un grupo amenizando musicalmente la actividad, sillas dispersas por el parque y alguna venta de alimentos. La gente caminaba de quiosco en quiosco, conversaba con los activistas y tomaba y leía los materiales. No había ni un policía por todos los alrededores.

De sólo entrar al parque se veía una mesa con un enorme cartel pidiendo amnistía y derechos completos para todos los inmigrantes.

Un poco más adelante se veía otra mesa al parecer del organizador principal del evento, la rama de Connecticut de People’s World (http://peoplesworld.org) una organización/periódico muy ligada al Partido Comunista de los Estados Unidos y que se considera heredera del  The Daily Worker, el antiguo periódico del Partido Comunista de USA.

Cerca de allí se veía otra carpa con un cartel reclamando el fin del bloqueo dela Franjade Gaza y justicia para los palestinos.

Claro está, no podía faltar una imagen del Che Guevara en este evento, con unas palabras al parecer dirigidas por el Che a los activistas norteamericanos donde decía: “Los envidio a ustedes. Ustedes norteamericanos tienen mucha suerte, ustedes están luchando la lucha más importante de todas, ustedes viven en el corazón de la bestia” y justo encima de este cartel había otro diciendo en grandes letras “YO DIGO NO” y en letras menores “no a la agenda de Bush”. Claro, considerando que hace unos cuantos años que Bush no está en el poder este último cartel parecía un poco desfasado.

La Organización InternacionalSocialista (http://www.internationalsocialist.org/)  también estaba presente con una mesa con libros y materiales y un cartel en árabe e inglés diciendo “paren el racismo, paren la guerra”.

También vi un cartel con quiosco que no sé de qué organización era que decía en grandes letras blancas sobre fondo negro y como símbolo de la paz: “Ni fronteras, ni bancos, ni capitalismo”. El único cartel con algún reclamo realmente relacionado con los trabajadores era uno que llevaba un señor hecho evidentemente por él mismo a mano y que decía “ ¡Los trabajos americanos primero para los americanos! ¡Dejen de perder nuestros empleos! En un momento en que el señor se se detuvo y dejó el cartel para comprarle algo de comida a su hijo, que iba con él, aproveché para tomarle una fotografía.


Algo que sí me llamó la atención fue que el 90% o más de los presentes, tanto en los quioscos como participando en la actividad eran personas de raza blanca. Prácticamente no había negros ni hispanos.

Estuve un rato por el parque deambulando por los quioscos y tomando fotografías y luego comí un poco de espaguetis vegetarianos que estaban regalando en uno de los quioscos antes de tomar nuevamente mi bicicleta para regresar a casa. Fue una agradable mañana de primavera.