Invisible dictadura


Por: Roberto G. Peralo

 Cuando Mossadegh fue elegido democráticamente en Irán a principio de los años 50 del siglo pasado. Fue considerado la “Esperanza para la democracia” en Oriente Medio. Fue el “Hombre del Año” de la revista Time. Pero, una de sus ideas y que empezó a implementar fue que los iraníes debían beneficiarse de su propio petróleo. Extraña política,

Por supuesto que eso no gustó, estaba naciendo una dictadura. Entonces se envió a un agente de la CIA, Kermit Roosevelt, un pariente de Teddy Roosevelt. Kermit fue allí con unos pocos millones de dólares, a combatir tal dictadura, y fue muy pero muy efectivo. En poco tiempo, se las ingenió para derrocar a Mossadegh. Democráticamente trajo al Sha de Irán  para reemplazarlo,  quien restableció el control del petróleo a sus “verdaderos dueños”, las transnacionales.

Cuando Árbenz se convirtió en presidente de Guatemala, el país estaba en manos de la  compañía “United Fruit”, la gran corporación internacional. Y Árbenz basó su campaña en un lema que decía, “Queremos  devolverle la tierra a la gente”. Y una vez que tomó el poder implementó políticas que harían exactamente eso.

A “United Fruit” no le gustó mucho eso, así que contrataron firmas de relaciones públicas para hacer una  gran campaña en los Estados Unidos y convencer al pueblo, a la prensa, y al Congreso de los EEUU, que Árbenz era un comunista. En ese momento había un gran temor en la mente de todos, del terror rojo. Me cuentan mis padres como se difundía el rumor que los niños eran enlatados para venderlos en carne enlatada.

Entonces, para acortar la historia, de esta campaña de relaciones públicas llegó el compromiso de parte de la CIA y de los militares, de eliminar a este hombre. Y de hecho, se hizo. Y tan pronto como fue destituido de su cargo,  el chico nuevo, que tomó el control después de él, básicamente devolvió todo a las grandes corporaciones  internacionales. Incluyendo, a United Fruit.

Cuando se decide tener elecciones “democráticas” en Ecuador. Jaime Roldós se presentó como candidato y dijo que su objetivo principal sería asegurarse de que los recursos del Ecuador fueran usados para ayudar a las personas. ¡Y ganó! Abrumadoramente, esto ocurrió después que su país estuviera controlado por muchos años por dictadores a favor de EEUU, con frecuencia, relativamente brutales.

Empezó a implementar estas políticas. Buscando que las ganancias provenientes de petróleo sirvieran para ayudar a su pueblo. Bueno… eso no le gustó en los Estados Unidos.  Entonces fue asesinado, que diga murió en un extraño accidente.  Apenas el avión se estrelló, toda el área fue acordonada.  Los únicos autorizados a acercarse al avión fueron militares de una base  estadounidense cercana,  y algunos militares ecuatorianos.

Cuando se inició la investigación, dos de los testigos clave murieron en accidentes de auto antes de que tuvieran oportunidad de testificar.  Sucedieron muchas cosas extrañas alrededor  del asesinato de Jaime Roldós.

Omar Torrijos, el presidente de Panamá, era muy carismático.  Era un tipo que realmente quería ayudar a su país. El quería que su país fuera tratado con justicia. Quería que los Estados Unidos indemnizaran a Panamá por toda la destrucción que habían realizado durante años. Tenía un pensamiento Latinoamericanista y antiimperialista. Luchó por recuperar el control del Canal de Panamá.

Acababa de terminar de negociar el acuerdo con Jimmy Carter. En junio del mismo año, apenas un par de meses después, también murió en un accidente aéreo. Que sin ninguna duda, fue ejecutado por chacales patrocinados por la CIA. Hay  muchas pruebas de que uno de los guardias de seguridad de Torrijos le dio en el último momento, cuando estaba subiendo al avión, un grabador. Un pequeño grabador  que contenía una bomba.

Me quedaron muchas historias por hacer, Chile, Argentina, el Salvador y Nicaragua. Cuba no ha sido la excepción. Cada vez que los pueblos eligen a un gobierno que entre sus políticas se encuentra hacer una distribución más justa de las riquezas, aplicando medidas para que la mayoría de sus ciudadanos se empoderen de la propiedad de su tierra. Aparece el poder divino aplicando todas las herramientas y técnicas inimaginables, subversión interna, guerra económica, invasión mercenaria, asesinato a sus principales dirigentes. No les ha quedo que hacer…