¡No voy a dejar de bloguear!


Por: Rouslyn

tomado de: Rouslyn´s Blog

Mi blog anterior sufrió el ataque de un pirata informático malintencionado, de hecho permanece en manos de detractores de la Revolución que se están valiendo de mi nombre y mi prestigio profesional para difundir sus venenosas campañas contra el Gobierno Revolucionario.

La historia completa les va aquí ahora:

El día 2 de septiembre, estuve gestionando algunos comentarios groseros recibidos en mis posts de blog, respondí otros que lo ameritaban y luego cerré mi sesión y seguí trabajando en la PC en otras cuestiones. Un par de horas más tarde me avisaron de que alguien estaba posteando en mi blog contenidos sin mi autorización. Traté de acceder a mi cuenta pero mi contraseña daba error así que elegí la opción de Lost my password y recibí un correo con un link para resetearla, cosa que hice de inmediato.

Pude así acceder, borré los posts del hacker (llamémosle así) pero noté que había también cambiado mi nombre de usuario y debido a eso TODOS mis posts anteriores ya no aparecían. Cambié nuevamente el usuario (no pude recuperar el usuario original) y cerré la sesión.

Al día siguiente el problema era más grave porque no solo volvieron a acceder a mi cuenta reseteando la contraseña y cambiando el usuario, sino que eliminaron mi correo de la configuración de administración impidiéndome volver a resetearla como había hecho anteriormente.

Y así, perdí mi blog, con más de un año de creado y más de 70 posts y 11 mil visitas, que era leído por numerosas personas que me conocen. El resultado es que, quien sea que esté actualmente en poder de mi blog, lo está usando para despretigiarme profesionalmente, pues publica cosas contrarias a mis ideas y lo hace amparándose en mi nombre, incluso usando mi avatar, con mi foto personal.

Esto, como supondrán, me molestó bastante, pero no me desanimé, sino que tomé una decisión automáticamente: si lo que quieren es silenciarme, no lo van a lograr. Así que reabro este blog, para que sigamos mis lectores y yo debatiendo y compartiendo sobre Cuba.

Parafraseo entonces una frase que erróneamente se le atribuye a El Quijote de Cervantes (que a pesar de no estar realmente contenida en la genial obra, ha logrado hacerse inmensamente popular) ”Ladran, Sancho, señal de que cabalgamos”. El mayor honor que podían hacerme mis enemigos es precisamente este ladrido de perro rabioso, que lanza mordidas a ciegas tratando de hacerme daño. Gracias, por el increíble impulso que me han dado con esta muestra de odio.